La Comensala

Monkey Dog

El pedido fue un Monkey Burger, con tres agregados a elegir: lechuga, pepinillo y queso cheddar más salsa mayo azul. Un sánguche vegetariano de champiñones, aceitunas y cebolla acaramelada que estuvo muy bueno, con bastante relleno y rico pan, que acompañé también con equilibrada mayo azul.

  • Pilar Hurtado

Compartir vía email

Una noche aburrida decidí explorar en Menú Express qué locales ofrecía para pedir comida a domicilio. Los más felices con esto son mis hijos, aunque, claro, para mí también es cómodo porque trabajo menos. Pensé que esta plataforma permitía encargar comida de restaurantes que estuvieran lejos de donde uno se encuentra, pero no.

La página es fácil y amable, e incluso hay un chat que responden muy rápido, y por ahí me enteré de que los pedidos deben corresponder al radio de reparto del restaurante. De los disponibles, elegí Monkey Dog, un food truck de sándwiches.

El pedido fue un Monkey Burger, con tres agregados a elegir: lechuga, pepinillo y queso cheddar más salsa mayo azul. Un sánguche vegetariano de champiñones, aceitunas y cebolla acaramelada que estuvo muy bueno, con bastante relleno y rico pan, que acompañé también con equilibrada mayo azul.

Un sándwich de pechuga de pollo con tomate, palta y lechuga con mayo ciboulette. Y lo más rico de todo fue la fajita de sabrosa plateada desmechada, también con vegetales a elección que fueron tomate, papas fritas al hilo -que le daba un rico crocante- y choclo cocido, con salsa barbecue, la que también se puede escoger de una lista. Esta venía envuelta en papel de aluminio y en una caja biodegradable.

Habíamos pedido unas papas fritas Monkey Fries, pero me llamaron para avisarme que no estaban y si quería cambiarlas por otra cosa, pero simplemente las cancelé. En cuanto al pedido en Menú Express, se informó que llegaría entre 45 y 60 minutos, y llegó a los 45 justos, muy puntual, con Redcompra como se había pedido.

La presentación impecable, en cajitas de plástico transparente con papel mantequilla estampado con los logos del local; todo venía caliente, como debe ser, aunque la parte de abajo del pan en la hamburguesa y el sándwich de pollo se había remojado un poco y se deshacía (seguramente que hecho en el minuto eso no pasa). En suma, bastante correcto y de buena factura, y en esta nota evaluamos el servicio y la comida tal como llegó, distinto será ir a probar directamente a Monkey Dog.

Consumo: todo lo descrito $21.460 (incluye $1.800 despacho Menú Express).

Nota: 5,7