Vida Sana

Un baño de bosque para eliminar el estrés

El baño de bosque, o ‘shinrin yoku’, es una técnica japonesa de meditación activa donde la naturaleza juega un silencioso rol en nuestra desintoxicación mental y energética. Literalmente, shinrin yoku significa “sumergirse en una atmósfera de bosque”, y es tan simple como eso: ir a algún bosque y caminar en él respirando profundamente.

  • Angélica Lamarca

Compartir vía email

Foto: Juan Pablo Sierra Agradecimiento: Parque Metropolitano de Santiago

El foco en nuestros sentidos

Phillip Scott, outdoor life coach en formación y creador de conexionoutdoor.cl, dice que a medida que nos adentramos en el bosque podemos enfocarnos en nuestros sentidos para hacer de esta experiencia algo totalmente sensitivo: abrir los brazos y sentir las ramas de los árboles acariciar nuestro cuerpo, podemos agudizar el olfato y captar los olores de las flores y hojas, detenernos un momento a escuchar con los ojos cerrados el revolotear de algún pájaro o insecto. Todo esto hace que nuestro cuerpo y mente se sumerjan realmente en la atmósfera del bosque.

Cómo se hace

Según la psicóloga y coach especialista en bienestar y calidad de vida Kanelma Rivas (terapiasholos@gmail.com), esta técnica es muy simple de realizar. Tan solo es adentrarse en algún bosque o en un parque urbano, si se vive en una ciudad, y caminar, sentarse, estirarse, observar los elementos naturales del entorno, sentir y disfrutar del silencio, de los sonidos naturales, oler la naturaleza, las flores, los árboles.

  • Cómo caminar: La idea es hacerlo lentamente y en silencio, para así abrir los sentidos. Con esto nuestra mente y cuerpo son capaces de perderse en el viento que se siente sobre la cara, en el ruido de los pájaros, en el musgo que tocamos o en las hojas y sus colores que se observan dependiendo de la estación del año.
  • Después de la caminata por el bosque: Aquí viene la ceremonia del té. Después de una o más horas de baño de bosque se prepara una infusión con plantas que se han encontrado durante el paseo. Esto ayuda a integrar el bosque en nosotros y cierra la experiencia.

Beneficios de un baño de bosque

Existen estudios realizados por el Centro de Medio Ambiente, Salud y Estudios de Campo de Chiba University (Tokio), donde se ha probado que los baños de bosque fortalecen el sistema inmunológico, bajan la presión arterial, reducen las hormonas relacionadas al estrés y la incidencia de infartos y, asimismo, aumentan el nivel de las llamadas células NK (natural killers o asesinas naturales), un tipo de glóbulo blanco que combate enfermedades.

El contacto con la naturaleza

Kanelma Rivas enumera los beneficios que recibe el organismo al estar en contacto con la naturaleza:

  1. Disminuye la actividad del sistema nervioso simpático (causante del estrés).
  2. Aumenta la actividad del sistema nervioso parasimpático (causante de la sensación de descanso).
  3. Aumentan las células que defienden nuestro organismo y los marcadores de inflamación disminuyen.
  4. Reduce la hipertensión.
  5. Fortalece el sistema inmunológico (mayor concentración de células NK).
  6. Mayor capacidad respiratoria.
  7. La frecuencia cardíaca y la tensión arterial se reducen.
  8. Disminuyen las hormonas del estrés.
  9. Descienden los niveles de glucosa en la sangre.
  10. Nos hace sentir más positivos y vitales.
  11. Al gozar más de la naturaleza existe menos riesgo de sufrir trastornos emocionales y sicológicos, enfermedades cardiovasculares y respiratorias, entre muchas otras.
  12. Bajan los niveles de estrés, ansiedad, insomnio, depresión.

 

El ser humano es parte de la naturaleza, somos uno con ella y de ella nacimos; cuando uno vuelve al origen se abre la posibilidad de sanar y armonizar muchos aspectos de nosotros mismos.

Ciudad vs. caminata por el bosque

El nivel de sobreestimulación que se produce hoy en las ciudades no nos permite escucharnos a nosotros mismos, explica Phillip Scott. Luego de una tranquila caminata por el bosque o el parque uno podría preguntarse ¿cómo me siento? Y si se compara con una caminata dentro de la ciudad a la hora de más tráfico y congestión, ¿cómo me hace sentir eso? Cuando uno se adentra en la atmósfera del bosque, el cuerpo y la mente se sintonizan con la frecuencia de la Tierra.