Columnas

Romanticismo

En el ámbito musical, los Nuevos Románticos estuvieron representados por grupos como Ultravox, Spandau Ballet, Duran Duran y Visage, cuyo líder, Steve Strange, es considerado un ícono de moda.

  • Pía Montalva

Compartir vía email

Movimiento cultural y artístico que emerge a comienzos del siglo XIX, en oposición al racionalismo de la Ilustración y al Neoclasicismo legitimado por la Revolución Francesa. Se extiende por diversos países europeos e impacta las producciones literarias, filosóficas, musicales y pictóricas de la época. La visión de mundo romántica exalta la personalidad individual, el sentimiento, el inconformismo, la puesta en cuestión de la razón, la nostalgia del paraíso perdido, el exotismo.

Origen. Asociado a la historia de la vestimenta femenina, el romanticismo se despliega alrededor de 1830, de manera coherente con el rol de ‘ángel del hogar’ asignado a la mujer y que no siempre coincide con la sensibilidad de las heroínas novelescas (audaces, apasionadas, atormentadas).

Una imagen suave, ligera y juvenil es potenciada gracias a las telas livianas, los estampados florales, los tonos pastel, los escotes desplazados hacia los hombros, las mangas abullonadas o farol, los cuellos y puños de encaje, las flores y cintas, las aplicaciones en relieve, la cintura de avispa, las voluminosas faldas, las capas de volantes, los ruedos al tobillo, las medias blancas, las zapatillas de bailarina.

Los hombres, por su parte, adhieren a una estética muy cuidada, imitando el estilo de los dandis, sujetos obsesionados por la apariencia. Combinan pantalones claros, chaleco blanco, camisa alba y almidonada, pañuelo de lino, frac azul marino o negro de lana, botas de montar, sombrero de copa. Entre los bohemios, en cambio, predominan la ropa negra y los contrastes claro-oscuros.

Tendencia. Hacia 1980, en Inglaterra, una corriente denominada Nuevos Románticos copa la escena de la moda. Sus integrantes, inspirados en el tema ‘Héroes’, de David Bowie, proponen que cada cual se convierta en su propio héroe. En términos indumentarios no existen patrones estrictamente definidos ya que la idea es vestir acorde a los sueños.

Sin embargo, dandis y piratas, sin distinciones de género, ocupan las calles londinenses. Abundan las vaporosas camisas plagadas de volantes, los cuellos sobrepuestos o bebé, los pantalones bombacho, las capas, los calcetines blancos, las botas tipo corsario, los trajes a rayas estilo años 30. En la actualidad la tendencia romántica cultivada por Erdem y Simone Rocha, entre otros, recoge el espíritu y los gestos estéticos de ambos movimientos.

El año 1991, Vivienne Westwood presenta su primera colección para pasarela, titulada Piratas, que tuvo una gran aceptación entre los Nuevos Románticos.

Para la Colección Otoño 2019, la irlandesa Simone Rocha mezcla piezas de sastrería grises y negras, con camisas blancas, vestidos transparentes sobrepuestos y lazos de satén.

Fetiche-2