Eco Mujer

Complementos naturales

Cuando se trata de cuidado diario, el propósito de no generar residuos resulta más fácil mirando en la naturaleza, en la riqueza y simpleza de sus recursos. También atendiendo e imitando iniciativas o buenas ideas de quienes buscan un estilo de vida respetuoso del medioambiente.

  • Macarena Anrique

Compartir vía email

Esponjas vegetales

Konjac: en Asia crece la planta konnyaku, de cuyo tubérculo se obtiene la esponja Konjac. Se vende en diferentes tiendas de belleza y es conocida como efectivo limpiador y exfoliante, actuando en profundidad sobre poros, incluso disminuyendo su tamaño. La planta tiene vitaminas y minerales, por lo que dejaría una especie de película nutritiva y protectora sobre la piel. No necesita usarse con un producto, y en ningún caso se recomienda utilizar con un exfoliante.

¿Cómo se emplea? Primero se humedece -idealmente con agua tibia- para que se hidrate y se vuelva suave. Luego se estruja y con ella se masajea suavemente la piel limpia (sin maquillaje) haciendo movimientos circulares durante algunos minutos. Luego se enjuaga, estruja y deja secar. Entonces se endurece y se puede guardar cuidando que no tenga contacto con humedad, para evitar hongos.

Lufa: esta planta enredadera se puede cultivar en jardines y maceteros, tiene flores amarillas y da frutos alargados que al momento de su cosecha (generalmente en otoño) se ven amarillos o anaranjados. Al pelarlos, su interior parece una esponja que, al secarse, es útil para limpiar y exfoliar la piel. Hay muchos productos de lufa en el mercado, incluso en jabones artesanales, pero también se puede cosechar en casa. Se usa el cilindro completo o cortado en rodajas, siempre sobre la piel mojada (no irritada o sensible) y con suaves movimientos. Tras enjuagarla debe secarse bien hasta nuevo uso.

No me da lo mismo

Así se llama el blog que, desde hace dos años, muestra el estilo de vida ‘basura cero’ que lleva Camila Silva, creadora de la marca de productos reutilizables Mantita Primavera. Entre sus recursos para no generar residuos está el complemento de tres elementos naturales que usa como desodorante: aceite de coco, bicarbonato y almidón de maíz. En partes iguales originan una pasta que ella guarda en frasco de vidrio a temperatura ambiente para que no se solidifique. Se sugiere bajar la cantidad de bicarbonato si se siente irritación y aplicar una vez al día. Camila usa la mezcla desde hace un año con éxito en toda eventualidad, también al hacer deporte.

Pétalos tejidos

Sawá Hecho a Mano tiene un pack de cuidado personal compuesto de dos pétalos para desmaquillar, esponja y paño de ducha, todo tejido a mano en croché y con algodón nacional de colores neutros. Son reutilizables, se lavan a mano o a máquina y pueden destinarse para diferentes usos además del aseo, por ejemplo, para aplicar exfoliante.

Los pedidos se hacen con cerca de diez días de anticipación y se envían a cualquier lugar de Chile desde Coyhaique, donde la creadora de Sawá se trasladó este verano como cambio hacia una vida de ritmos más conectados con la naturaleza.