Vida Sana

Por qué empezar a ejercitarse ahora (y no en primavera)

Después del verano muchas veces damos un permiso tácito al sedentarismo. Pero es justo cuando nuestro cuerpo pide lo contrario. ¿Por qué no cambiamos este 2018 y en vez de esperar a la primavera para otra vez hacer ejercicio, empezamos ahora? Esto nos traerá muchos beneficios.

  • Angélica Lamarca

Compartir vía email

Qué actividad física elegir

Existen varios tipos de acondicionamientos físicos. Algunos son complementarios, otros mejoran el rendimiento en otros deportes que se practican y otros son indispensables para prevenir lesiones. Aquí un listado para elegir y así entrenar lo antes posible:

  1. Pesas: Es importante complementar el trabajo de pesas con ejercicios de tipo cardio. Mientras más masa muscular se tenga, más calorías se queman. Lo mejor es trabajar todo el cuerpo y así no hiperatrofiar una zona. Un buen ejemplo para comenzar a trabajar con pesas es el entrenamiento funcional.
  2. Flexibilidad: Los ejercicios de flexibilidad son muy importantes para prevenir lesiones, además permiten que el músculo alcance su rango completo de movimiento. Un buen ejemplo para empezar a entrenar la flexibilidad corporal es la práctica de yoga y pilates.
  3. Ejercicios de coordinación y equilibrio: Pilates, yoga o fitt ball contribuyen a la coordinación neuromuscular, estabilizan las caderas, fortalecen el centro o core y ayudan a trabajar grupos musculares aislados.
  4. Ejercicio cardiovascular: Estos mejoran la capacidad cardíaca, pulmonar y muscular. Algunos ejemplos son el running, bicicleta y la natación.

Empecemos ahora

La especialista en entrenamiento deportivo Fernanda Undurraga cuenta los beneficios de entrenar durante todo el año:

  • El famoso dicho “los cuerpos de verano se construyen en invierno” es muy cierto. Uno se demora alrededor de doce meses en lograr el cuerpo ideal.
  • Entrenar solo en el verano a veces puede ser perjudicial, ya que muchas veces se tiene poco tiempo y se tiende a sobreentrenar y no se le da el tiempo necesario al cuerpo de recuperarse. Además son muy importantes los días de descanso para ver buenos resultados y así evitar lesiones.
  • Es bueno hacerlo durante todo el año, ya que una vez que se crea el hábito es más difícil dejarlo. Un hábito se crea en 21 días y en 3 meses se transforma en un estilo de vida.

Sus beneficios

Fernanda Undurraga dice que hacer deporte trae muchos beneficios, no solamente físicos sino también mentales. Hacer ejercicio previene enfermedades cardiacas, quema grasas y tonifica el cuerpo, mejora la calidad del sueño y ayuda a que seamos personas más felices, confiadas y seguras de nosotros mismos.

A su vez, el deporte trae importantes beneficios para la salud como:

  1. Mejor digestión: El deporte mejora la circulación. Esto tiene un efecto positivo en el sistema digestivo y ayuda a que nuestro cuerpo absorba de mejor forma los nutrientes. Además, el yoga, andar en bicicleta a un ritmo tranquilo o trotar suave también son beneficiosos para la digestión.
  2. Mejor piel: El deporte ayuda a tener una piel más linda debido al mejoramiento de la circulación. Esto permite nutrir las células y mantener su vitalidad. La sangre es la que lleva el oxígeno y nutrientes a las células, incluyendo las células de la piel.
  3. Mejor capacidad cardiovascular: Hacer 30 a 60 minutos de cardio entre 3 y 4 veces a la semana fortalece el corazón y esto permite una mayor capacidad para bombear sangre. Todo esto se traduce en una mayor producción de células, lo que mejora el transporte de oxígeno hacia los músculos, la capacidad pulmonar y la elasticidad de las paredes de las arterias. Todo esto logra una mayor capacidad cardiovascular.
  4. Mejor oxigenación: Hacer deporte fortalece los capilares que rodean a los alveolos, permitiendo un intercambio CO2/O más eficiente, mejorando nuestra capacidad pulmonar.
  5. Mejor calidad de huesos y musculatura: Hacer deporte mejora la calidad de huesos y músculos, ya que ayuda a que estos estén en constante construcción para mantenerse sanos. Si no se usan, se van perdiendo rápidamente. Mantener una buena densidad en los huesos previene enfermedades como la osteoporosis. Y un buen dato, mientras más masa muscular se tenga, más calorías se queman.
  6. Mejor irrigación sanguínea al cerebro: Como el deporte mejora la circulación, el transporte del oxígeno al cerebro se hace más eficiente.