Eco Mujer

Huertos a baja escala

Llega el otoño y los huertos se renuevan, se limpia la tierra y se plantan las especies de temporada. Desde marzo se pueden sembrar perejil, acelga, espinaca, lechuga, repollo y coliflor, entre otros. Pero, ¿cómo cultivar si en casa no hay jardín, solo se tiene un balcón o ventanas? Aquí algunas ideas para sumarse al saludable hábito de las huertas en pequeño.

  • Macarena Anrique

Compartir vía email

Con forma de panal

La marca chilena Muka es buena alternativa para un huerto pequeño, ecoamigable y moderno: sus macetas son fabricadas con gránulos de caucho obtenidos del reciclaje de neumáticos, un importante aporte, porque en Chile -según datos de esta empresa- solo se reutiliza cerca del 5% de estos elementos cuando entran en desuso; el trabajo del taller Muka evita que una parte siga llegando a los vertederos ilegales o rellenos sanitarios.

Inspirados en la perfecta geometría de los panales de abeja crearon la línea Panal, maceteros cuyo diseño hexagonal permite agrupar los contenedores configurando formas que se adaptan a diferentes espacios.

30 buenas alternativas

“Huerto ecológico en maceta”, de Editorial Océano, es un libro ideal para quienes quieren cultivar verduras y hierbas aromáticas pero no tienen jardín. La autora, Deborah Schneebeli-Morell, pensó en ellos y reunió propuestas sencillas y originales para desarrollar en cualquier terraza o ventana soleada. Incluye explicaciones paso a paso y recomendaciones para enfrentar de forma ecológica plagas y enfermedades de las plantas. Entre otras ocurrencias, el libro invita a usar como recipiente coladores, cajas de madera, canastos y latas de aceite de oliva recicladas.

Jardín vertical

La diseñadora de ambientes y paisajes Amelia Muñoz ha sido voluntaria en Fundación Proyecto Huerto y, entre otras actividades, recientemente estuvo en sur de Chile (Cabrero) para formarse en la Ecoescuela El Manzano. Hoy promueve los jardines comestibles en la ciudad y para eso diseña y dicta talleres relacionados con el tema. Entre sus propuestas está el jardín vertical comestible: jardineras fáciles de ubicar junto a cualquier muro y donde se pueden plantar y cosechar, entre otras, lechugas, espinacas y flores, además de hierbas culinarias y medicinales.

Minihuertos de madera

Giselle Heise es la dueña de El Almácigo, una tienda online que arma pequeños huertos a pedido, siempre que se le contacte con uno o dos días de anticipación. Se trata de prácticas cajas de madera con dimensiones desde 13 x 13 cm hasta rectángulos de 34 x 23 x 13 cm. Son útiles para cultivar hierbas medicinales y culinarias, también son una propuesta para hacer un regalo o decorar la cocina o una terraza.

Como complemento, en la página web de este emprendimiento se encuentra interesante información para cuidar los huertos, desde datos de plaguicidas caseros hasta instrucciones para plantar algunas especies.

mujer-sust-2