Belleza

Del botiquín a tu piel

Es el fármaco estrella de la medicina y uno de los antiinflamatorios más usados. El ácido acetilsalicílico o comúnmente conocido como aspirina, se posiciona como la nueva tendencia de belleza que promete renovar la piel.

  • Kevin Cortés

Compartir vía email

Para el dolor de cabeza: aspirina ¿Y para la piel? Aspirina también. Por años hemos conocido los beneficios  de este fármaco para la salud y ahora se expanden al área de la belleza. Esto principalmente gracias a uno de sus compuestos, el beta-hidroxiácido, parte de los ingredientes liposolubles favoritos en la fabricación de cremas y productos exfoliantes porque ayuda a iluminar y rejuvenecer la piel.

Ya sea en pies, labios agrietados o en el rostro, lo cierto es que este remedio de venta libre estimula la renovación de la piel. “La aspirina es útil para combatir el acné, reducir las manchas y eliminar impurezas de la edad al estimular la eliminación de células muertas consiguiendo así un rostro más uniforme y joven. Su poder en belleza incluso lo hace un buen reparador del cabello reseco. Además posee propiedades antiinflamatorias por lo que también se ha empleado en forma tópica para prevenir quemaduras solares y puede proteger la piel del daño producido por la radiación ultravioleta B (UVB)”, asegura el dermatólogo Juan Honeyman.

Pero la aplicación de aspirina en nuestro cuerpo no es al azar y depende mucho del tipo de piel.  La cosmetóloga y directora del centro de estética Zapatitos Rojos Karen Espinoza, recomienda su uso “siempre y cuando la piel esté sana, libre de grasa y bien hidratada, porque si está deshidratada, condición normal en nuestro clima por el aire seco, lo más probable es que exista algún tipo de reacción o la piel quede muy sensible.

¿Cómo me aplico la aspirina?

Karen Espinoza, nos entrega una receta de mascarilla  para embellecer la piel.

Ingredientes

  • 3 aspirinas.
  • 3 cucharadas de agua tibia (30 ml).
  • Yogur natural o miel.

Preparación

Remoja las tres aspirinas en un bowl con agua para que se ablanden. Una vez dóciles,  tritúralas en un nuevo recipiente hasta obtener una pasta. Para finalizar y suavizar la mascarilla mezcla con una cucharada de  yogurt natural o miel.

Modo de aplicación

Primero limpia muy bien todo el rostro. Una vez limpio aplica la mezcla con suaves masajes circulares. Deja actuar la mascarilla  entre 5  a 10 minutos y enjuaga. Repite el tratamiento una vez a la semana.