Vida Sana

Preparando la Maratón de Santiago: ¿Es necesario perder peso antes de una carrera?

Aunque creamos necesario ‘bajar de peso’ antes de una carrera, enfocarse demasiado en ese objetivo puede ser contraproducente. Es mejor concentrarse en el porcentaje de grasa corporal y en tener el ‘combustible’ necesario para seguir entrenando.

  • LadyRun

Compartir vía email

Por LadyrunChile

Cuando se acerca el verano pensamos: “debería perder un par de kilos para, al fin, ponerme traje de baño más confiada”. Lo mismo le pasa a los corredores en la previa de una carrera… Siempre querríamos estar un poco más livianos para enfrentar esos kilómetros con más tranquilidad. Porque cuanto más ligeros, más rápidos.

Lo cierto es que, muchas veces, la tarea de alimentarse correctamente y alcanzar el porcentaje de grasa corporal ideal es la tarea más difícil de cumplir. Y a casi dos meses de Maratón de Santiago, y en la etapa más intensa del entrenamiento, la tentación de bajar un par de kilos aumenta.

La alimentación para los corredores, que entrenen más de 6 horas semanales debe ser: 60% carbohidratos, 25% grasas o lípidos y 15% proteínas.

“En estas últimas semanas de entrenamiento intenso hay que confiar en la cantidad de kilómetros que estamos corriendo para bajar esos últimos kilos, pero no hay que volverse loco tratando de llegar al peso objetivo porque es justamente ahora cuando necesitarás más energía para seguir entrenando y hacer una correcta recuperación muscular”, nos explica la nutricionista María Teresa Onetto.

Correr es uno de los deportes que más calorías quema, pero también uno de los que más estimula el apetito. Por eso y, aunque seamos deportistas aficionados, en estos meses previos deberíamos fijarnos más en la composición corporal que en el peso porque es ese índice el que realmente afecta al momento de correr una carrera. “Si existe un exceso de grasa (en mujeres, más de un 30 %,  y en hombres, más de un 20 %) sí podría afectar porque correr con mayor porcentaje de grasa tiene incidencia en lesiones porque hay más carga”, asegura al especialista.

Es precisamente en estas semanas cuando debemos concentrarnos en alimentarnos bien y seguir entrenando. Los corredores que se están preparando responsablemente para distancias de medio maratón y maratones deben preocuparse -más que de bajar de peso- de hacer una correcta carga de carbohidratos pre y post para no llegar completamente ‘reventados’ a la meta.

Y como en todo, acá no hay formulas mágicas sino consideraciones básicas de una alimentación saludable: evitar el exceso de alcohol, grasas, azúcar refinada y frituras. Nada de dietas hipocalóricas ni cortar de raíz los carbohidratos ni las grasas saludables (palta, aceite de oliva, frutos secos, etc.), porque eliminar estos alimentos es como extraer el combustible que necesitamos para hacer ejercicio, lo que finalmente no es beneficioso ni para bajar de peso ni para rendir bien en una carrera.