Vida Sana

Kéfir: La reinvención de un clásico ‘healthy’

Por sus múltiples beneficios, esta bebida de leche fermentada se ha vuelto popular, especialmente en redes sociales como complemento de coloridos smoothies. De aspecto similar al yogur, es un poderoso aliado de los sistemas digestivo e inmune gracias a su combinación de bacterias probióticas. La naturópata y directora de BowSpa Paulina Vargas nos cuenta más sobre él.

  • Constanza Espinoza

Compartir vía email

¿Qué es?

Originario de la región del Cáucaso, proviene del término turco keyif (‘para sentirse bien’). Existen tres: de agua, leche y té de kombucha; con igual microflora pero adaptados a medios distintos. “Sus beneficios están relacionados con propiedades probióticas, es decir, del aporte de bacterias beneficiosas para el organismo”, explica Paulina.

Para prepararlo se necesitan ‘granos de kéfir’, formados por cultivos de levadura y bacterias lácticas, de aspecto similar a la coliflor. Los microorganismos fermentan a partir de una reacción lacto-alcohólica el azúcar, la caseína y la albúmina (ahí su diferencia con el yogur, donde la fermentación solo es láctica) obteniendo así la bebida.

¡Un montón de beneficios!

“Nuestro cuerpo es una colonia de células y microorganismos”, cuenta la naturópata y directora de BowSpa Paulina Vargas. “El sistema digestivo requiere de una ‘flora bacteriana’ para su correcto funcionamiento, la que es vital para los procesos digestivos. Además esta forma parte del sistema inmunológico frente a microorganismos indeseables”, explica la especialista. La mayoría de las personas al no tener hábitos de alimentación saludable pierden parte de esta flora bacteriana necesaria y en cambio presentan una suerte de ‘fauna bacteriana’ indeseable que interfiere en los procesos digestivos normales.

El kéfir ayuda en la reposición de la flora bacteriana beneficiosa, lo que en conjunto con las mejoras en la alimentación y combinación de alimentos ayuda en la correcta absorción de nutrientes, con la consecuente mejora en la calidad y pH de la sangre, disminución de los cuadros de meteorismo, estreñimiento o colitis, dolores de cabeza, enfermedades inmunológicas e incluso autoinmunes”, enumera Paulina.

También: Mejora el ánimo al aportar aminoácidos esenciales como el triptófano, capaz de liberar serotonina.

  • Aporta calcio, es rico en proteínas y vitaminas del grupo B.
  • Equilibra los niveles de azúcar.

#Kefirsmoothie

Su versión batida es una de las más populares en Instagram, cuentas como @lifewaykefir y @receitaskefir cuentan con varios miles de seguidores y proponen novedosas recetas para incluir este probiótico en la dieta. “El kéfir es un alimento poderoso”, asegura Paulina.

“Recomiendo la utilización de bebidas de semillas o cereales, más que la versión de leche pasteurizada (sobre todo si no es de ‘vaca feliz’, es decir de pastoreo libre y aire puro). En el caso de kéfir de agua, obviamente aconsejo hacer la preparación en agua pura y alimentarlos con azúcar de caña, melaza o miel”, finaliza la experta.