Belleza

El poder del cáñamo en la cosmética

Cultivado por siglos, es la planta que contiene el aceite más rico en ácidos grasos esenciales. Si bien comenzó utilizándose en papeles, pinturas y alimentos, últimamente diversas marcas de cosmética pusieron sus ojos en él gracias a sus propiedades emolientes e hidratantes.

  • Kevin Cortés

Compartir vía email

Hidratante, regenerador y nutritivo, así se podría definir el aceite que nace de esta planta de la familia de la cannabis sativa. Pero tranquila ¡No te asustes por leer cannabis! Porque el cáñamo no contiene ni cannabinoides, compuesto orgánico presente en la marihuana, ni THC, sustancia psicoactiva. Lo que sí encontrarás en esta planta, específicamente en su semilla y en el aceite, son aminoácidos esenciales que ayudan a la reparación corporal y al fortalecimiento de las uñas y antioxidantes naturales como el alfa tocoferol (vitamina E).

Estudios científicos como el realizado por el grupo de investigación de Plantas Medicinales de la Universidad de Sevilla avala su eficacia y el descubrimiento de que el aceite de cáñamo contiene abundantes ácidos grasos como el Omega 3, 6 y 9, tres nutrientes que son útiles para la mantención y el cuidado del cabello y piel.

El dermatólogo Juan Honeyman explica: “el cáñamo posee un aceite no graso que se absorbe fácilmente en los poros y que puede regular las secreciones de las glándulas sebáceas, lo que permite tratar tanto desórdenes asociados a pieles secas como a grasas”. Karen Espinoza, cosmetóloga y directora del centro de estética Zapatitos Rojos agrega: “en cosmética su mayor propiedad es la de humectación, formando una capa protectora para que la piel no pierda agua. Además su acción relajante previene las arrugas que se forman por la pérdida de agua”.

Si te interesó el cáñamo y sus beneficios, acá  dos ejemplos de marcas que lo utilizan en sus fórmulas y que puedes encontrar en el país.

  1. Annabis: Sus productos no se testean en animales, son libres de THC, algunos son veganos y todos son fabricados con variedades certificadas de cáñamo industrial. Cuatro características que forman esta línea cosmética checa, que llegó a Chile a fines de 2016. La base de sus  productos es la semilla de cáñamo, que es escogida como ‘principio activo’, por los múltiples beneficios, como sus propiedades emolientes, antiinflamatorias, analgésicas, calmantes y cicatrizantes. Ofrecen productos para dolores musculoesqueléticos, así como también para la  protección dérmica, cuidado del rostro, manos e higiene corporal. Otros que combaten el envejecimiento prematuro, mejoran el cuidado del cabello y ayudan a eliminar manchas de la piel.
  2. Heliderm: Dedicada al desarrollo de la cosmética natural, esta empresa nacional encontró en la leche de burra, baba de caracol y específicamente en el aceite de semillas de cáñamo, sales minerales y vitaminas indispensables para mantener la piel sana. Además  las propiedades hidratantes de este último elemento, lo hacen ideal para la elaboración de emulsiones corporales y mascarillas para el cabello. Cuentan con bálsamos labiales, lociones que aportan nutrición producto de la presencia de omegas y sérum contorno de ojos, que actúan restaurando los signos propios del envejecimiento.