Eco Mujer

Bronceado natural

Exponerse al sol con protección es necesario todo el año, y en verano todavía más. En esta tarea los aceites puros son buenos aliados, porque además de sus propiedades para el cuidado de la piel algunos ayudan a tomar color saludablemente.

  • Macarena Anrique

Compartir vía email

Para todo tipo de piel

La marca de cosmética natural Biofilia tiene en su catálogo el Protector Solar Natural FPS 30, filtro para rayos UVB y UVA. Se trata de un producto cruelty free y vegano hecho con ingredientes de propiedades antioxidantes, reparadoras, antiinflamatorias, calmantes e hidratantes para la piel.

Entre otros componentes, lleva aceites naturales de frambuesa, germen de trigo, zanahoria, coco y avellana, también manteca de karité y extractos de té verde, rosa, caléndula y aloe vera. En su formulación hay emulsionantes vegetales, gracias a los que resulta fácil de aplicar, no deja sensación pegajosa ni obstruye poros, por lo que se puede usar en el cuerpo y el rostro de todo tipo de piel

Aceite playero

Este producto de Kafi Bodymarca cosmética cruelty free y vegana, certificada por PETA– es un bronceador preparado con aceite de coco y enriquecido con vitamina E y manteca de café. También lleva aceite de zanahoria y cacao, por lo que al esparcirlo la piel toma color de inmediato. La recomendación es usarlo a continuación del protector solar y reaplicar las veces que se quiera.

Físico y online

Bazar Natural es una tienda virtual donde se pueden encontrar distintos aceites puros, entre estos el de frambuesa, coco, zanahoria y avellana.

Otro punto de venta es Spacio Natural, ellos venden online y en su tienda física de Ñuñoa; los aceites se entregan en frasco de vidrio y, entre otros, está el aceite de frambuesa, que se extrae de la semilla de la fruta. Junto con aplicarlo directamente en la piel, aconsejan usarlo en baños de agua tibia para aprovechar su alto contenido de ácidos grasos esenciales y vitamina E.

¿Sirven los aceites naturales?

Junto a otras propiedades, algunos aceites puros podrían resguardar de la radiación solar. Se estima, por ejemplo, que el aceite de coco alcanzaría una protección de alrededor de 20%, el de sésamo llegaría a 30%, el de zanahoria entrega color a la piel y tendría protección de hasta 30%, el de avellana chilena otorgaría cerca de 40% y el de frambuesa podría proteger en hasta 50%, por lo que se aconseja, especialmente, para quienes tienen la piel muy sensible o muy blanca.

De igual modo, la advertencia es que estos aceites nunca reemplazan un producto de protección certificada y la sugerencia es usarlos como complemento cada una o dos horas, volviendo a aplicar si la piel se moja.