Belleza

¡No te mandes un Kendall Jenner! Tenemos la fórmula para tratar ‘ese granito’

Sabemos que tener granos en el rostro no es agradable, menos aún si ese mismo día tienes que presentarte en la alfombra roja de los Golden Globes como le pasó a Kendall Jenner quien, pese a los esfuerzos, no pudo disimularlos. Si te sentiste identificada con la top model, acá te mostramos un plan SOS para esos días en los que necesitas urgentemente camuflar una espinilla.

  • Victoria Misito

Compartir vía email

Según Natacha Quezada, dermatóloga de la Red de Salud UC CHRISTUS, existen dos tipos de granos que pueden aparecer repentinamente: los que son completamente rojos, o los que presentan en su punta un tono amarillo. Ambos necesitan un tratamiento diferente para lograr, al máximo posible, ser disimulados.

Granos rojos

“Lo más importante en este caso es tratar la inflamación de la espinilla”, explica Natasha Quezada. Para eso, la dermatóloga recomienda tener en cuenta los siguientes pasos:

  • No apretar ni presionar el grano. Esto solo provocará que se inflame más.
  • Aplicar frío en la zona intercalado con calor local. Lo ideal es hacerlo con un hielo y algodón con agua caliente o té de manzanilla.
  • Poner Pasta Lassar u óxido de zinc (ambos disponibles en farmacias y sin receta) sobre la espinilla.

Granos amarillentos

“Cuando las espinillas tienen la punta amarilla, es porque ya pueden ser eliminadas”, cuenta Quezada. Sin embargo, está prohibido presionar con los dedos, por lo que la dermatóloga recomienda aplicar una gasa con agua oxigenada al 10% e ir ´masajeando´ la zona hasta que el grano reviente. Luego de este paso, se debe poner frío intercalado con calor local para controlar la inflamación. Y para finalizar, Natasha recomienda aplicar ácido bórico en el grano para cerrarlo y eliminar bacterias.

Maquillaje

Una vez que el grano ya fue tratado, falta la parte más importante… ¡camuflarlo! Conversamos con la maquilladora Rosario Alessandri, quien nos entregó los siguientes tips:

  • Entre más maquillaje aplicamos en la espinilla, más volumen le aportamos. Por lo que hay que taparlo con pocos productos.
  • Lo ideal es hacerlo con un corrector denso, en pasta o crema, del mismo color de la base. Si es más claro, como el que usamos para tapar las ojeras, la espinilla puede notarse más, ya que esos tonos aportan volumen al rostro.
  • Luego se debe sellar el corrector con un toque de base en polvo (del mismo color) y así no corremos el riesgo de que se mueva el maquillaje.