Vida Sana

Cocinemos junto a nuestros hijos

A veces cuesta que a los niños les gusten las verduras. Por eso, hacer preparaciones saludables junto a ellos y mostrarles que los vegetales y frutas son ricos es de gran ayuda. Aquí algunos tips y recetas de expertos.

  • Angélica Lamarca

Compartir vía email

Niños en la cocina

Según la nutricionista y autora del libro “¡Vamos a cocinar!”, Lacey Kurzius, lo primero a tener en cuenta es que cocinar es un tiempo de unión. Cuando se cocina en familia, los niños se sienten parte de algo más grande que ellos mismos. Y mientras más se cocine junto a ellos, más alimentos estarán dispuestos a probar y más probabilidades tendrán de disfrutar frutas y verduras.

¿Cómo hacerlo?

  • Comenzar de manera simple: si los niños son pequeños, hay que dejarlos agregar ingredientes, apretar botones en la licuadora y dejarlos lavar las frutas y verduras.
  • Cuando hayan dominado los trucos del punto anterior, dejarlos medir los ingredientes secos o manipular utensilios simples.
  • Los niños mayores pueden comenzar a hacer comidas simples, como sándwiches fáciles.
  • Cuando los niños aprenden a cocinar, hay que alentarlos a ser creativos.
  • Permitir que usen sus manos para medir hierbas y especias. Poner un puñado de cilantro o una pizca de ajo en polvo es algo divertido para un niño.

Arte y teoría en la cocina

Augusta Alemparte, socia de jugos La Prensa y creadora de la plataforma de alimentación y crianza natural @vivirconsciente, dice que hay que dejar que los niños decoren sus platos, mezclen los ingredientes y jueguen con las texturas. Otra buena idea para que se interesen en los alimentos, es contarles sus propiedades, como que el coco hace muy bien para tener huesos firmes, las nueces se parecen al cerebro y hacen muy bien para la salud de este, etc.

Buena idea: Tener plantas como albahaca, menta, romero, orégano, ciboulette, cilantro o perejil, para que puedan cortar sus hojitas e ir introduciéndolas a la receta.

Sol Fliman, dueña del restaurante Quínoa y una de las autoras del libro “Niños a comer”, explica que darles ciertas responsabilidades a nuestros hijos, de acuerdo a su nivel de desarrollo, ayuda a que la cocina sea entretenida y comiencen a adentrarse en ella. Por ejemplo, un niño de tres años puede cortar hierbitas con la mano, revolver alguna mezcla y echar ingredientes a la batidora, siempre con la supervisión de un adulto.

4 recetas para cocinar con ellos

  1. Chocolate & Greens Smoothies (Lacey Kurzius): 1 taza de leche + ½ plátano + 1 taza de arándanos + 2 hojas de kale + 1 cda. de cacao en polvo. Meter todos los ingredientes en la licuadora y procesarlos hasta que alcancen una textura suave.
  2. Hummus con pimentón amarillo y cúrcuma (Augusta Alemparte): 1 taza de garbanzos cocidos (reservar el agua de cocción) + 1 cda. de tahine + ½ diente de ajo (opcional), ½ cda. de té de sal de mar o rosada + ½ cda. de cúrcuma + ¼ de pimentón amarillo crudo + jugo de ½ limón / 2 cdas. de aceite de oliva. Procesar los ingredientes y poco a poco ir agregando el agua de cocción. Agregar el pimentón picado, cúrcuma, ajo y sal de mar. Puede servirse con palitos de zanahoria, bastones de papas camotes o chilotas, apio, zapallito italiano, etc.
  3. Smoothie verde (Augusta Quiñones): ¾ taza de leche de coco o leche que guste o agua + 1 taza de fruta, idealmente congelada + 2 tazas de hojas de espinaca + 1 cdta. de jugo de limón + 1 cda. de semillas de chía. Poner los ingredientes en el orden listado en la licuadora y procesar hasta obtener una mezcla homogénea y servir.
  4. Jugo verde (Sol Fliman): plátano congelado + duraznos + hojas de espinacas. Lo ideal es tomarlo junto a ellos, así es más probable que quieran probarlo. Si el papá o la mamá lo beben todos los días, el niño querrá sumarse. El ejemplo es la mejor manera de acercar a los niños a la vida saludable.

3 buenos libros

Hay tres libros muy buenos a la hora de querer recetas saludables y sabrosas para nuestros niños:

  1. “Niños a comer”, de Sol Fliman y María José Buttazzoni. Es una guía de alimentación y crianza, ideal para renovar el menú familiar. Posee deliciosas recetas, visualmente atractivas, con tips para cada edad e ideas de juego sensorial con elementos de la cocina y así acercarlos a través del juego. Se vende en el restaurante Quínoa, librerías Antártica, en Dellanatura, Babytuto, entre otros lugares.
  2. “Snacks, ricos, sanos y secretamente saludables”, de Augusta Quiñones, creadora de www.thesimplelife.cl, explica que este libro está pensado para que toda la familia lo use. Sus recetas son de 10 o menos ingredientes, que tardan 30 minutos o menos en estar listas. Las recetas están pensadas para ser de gusto de niños y “secretamente saludables”. Se encuentra en librería Antártica, Contrapunto, Feria Chilena del Libro, entre otras.
  3. “Vamos a cocinar! – Smiley Kids”: de la nutricionista Lacey Kurzius, despeja muchas interrogantes. La información es clara y muy didáctica acerca de cómo alimentarlos y, sobre todo, cómo afrontar el complejo paso de la lactancia a la alimentación sólida, son más de 90 recetas. Se encuentra en www.smileykidsfood.com, www.lagringanutricionista.cl.