Columnas

Scrunchie

La colección Resort 2018 de Balenciaga integra scrunchies de cuero brillante, azul eléctrico, fucsia, verde, amarillo oro, naranja y café, que replican la paleta de colores presente en medias y zapatos.

  • Pía Montalva

Compartir vía email

Accesorio indumentario, de estructura circular y tamaño variable, empleado para recoger y fijar la totalidad del cabello o partes de este. Se compone de una huincha doble, confeccionada en una amplia variedad de telas y colores, en cuyo interior va inserto un elástico que proporciona la flexibilidad requerida al momento de manipularlo.

Origen. Adornar el pelo, sujetándolo de maneras muy diversas, constituye una práctica común a una amplia diversidad de culturas. Hacia el 1500 a.C., en el norte de la India, hombres y mujeres se afeitan la cabeza hasta la mitad del cráneo. Desde allí pende un mechón que cae hacia atrás y se amarra enrollado sobre sí mismo.

En Roma las elegantes adoptan distintos moños y trenzas que aseguran con cintas, diademas y horquillas. Por el contrario, en el siglo XVIII, la moda de las pelucas masculinas incorpora coletas en la parte posterior de la cabeza, anudadas con un lazo negro.

fetiche-3

A partir de la década de los 60 se produce una paulatina simplificación del peinado femenino. Las jovencitas llevan el cabello suelto, lacio, con un cintillo o amarrado gracias a cintas de colores y elásticos. Estos últimos se perfeccionan debido a la emergencia de nuevas fibras textiles.

El scrunchie o coletero es creado por Jane Reid, en Vancouver (Canadá), el año 1984. Lo denomina ‘bunch bagel’ o bagel recogido, aludiendo a la forma característica de este tipo de pan, redondo y con un orificio en el medio. Sin embargo, el invento es patentado bajo el nombre de ‘scünchi’, en 1987, por Rommy H. Revson y comecializado bajo la marca Rommy.

fetiche-2

Tendencia. El scrunchie, versátil y funcional, se populariza en los 90, a pesar de la opinión de fashionistas y expertas, quienes lo combaten abiertamente. Aparece en series de televisión como “Friends” y “Sex and the city”. En esta última, Carrie Bradshaw usa una versión gigante, estampada en tonos celestes y emplazada a modo de estola, sobre un minivestido de brocado rosa.

Para la primera década actual, la secretaria de Estado Hillary Clinton lo asocia al estilo de sus chaquetas Chanel y trajes pantalón. Desde 2012, el scrunchie invade las pasarelas vinculado a cierta nostalgia por las estéticas cotidianas. Ashish lo propone en lentejuelas negras, plateadas, doradas y azules oscuras, sosteniendo una cola de caballo ubicada en la base de la cabeza. Complementa vestimentas de líneas deportivas elaboradas en telas refulgentes, de punto o mezclilla.

Ashish
Ashish

En 2012 la maniquí del año, Cara Delevingne, protagoniza una campaña publicitaria para My Cruzy Scrunchies donde exhibe diversos tipos de coleteros, vestida tipo Lejano Oeste.

Para 2014 la etiqueta estadounidense Rag & Bone sugiere scrunchies en blanco o negro, acordes a la tendencia minimalista que define su propuesta Pre-fall.