Columnas

Rick Owens: “subhumano, inhumano, superhumano”

La contundencia de sus formas escultóricas, el peso de las prendas, las proporciones arbitrarias y desmedidas le han valido el apodo de ‘el padrino de la brutalidad’.

  • Mariano Toledo

Compartir vía email

Richard Saturnino Owens nació en Porterville, California, en 1961; creció en una familia católica y conservadora y luego de terminar su secundario se mudó a Los Ángeles, donde estudió diseño de modas en el Otis College of Art and Design. Al poco tiempo abandonó los estudios para tomar cursos de moldería y patronaje, para así entrar a trabajar en la dura industria del vestido. Su destreza en el patronaje es una de las claves de su ADN; definirlo como un constructor de estructuras arquitectónicas vestibles podría acercarse al perfil de este extraordinario artista.

columna-2,1
Parte de la exposición “Subhuman, inhuman, superhuman”.

En 1994 comenzó a construir los cimientos de su marca, vendiendo en exclusiva a Charles Gallay, uno de los minoristas con más visión de vanguardia de Los Ángeles.

En 2001 buscó su expansión internacional, y como consecuencia de esta apuesta la producción del diseñador se trasladó a Italia (dos años más tarde él se radicó definitivamente en París). Cuando la revista Vogue francesa publicó una imagen de Kate Moss vistiendo una de sus chaquetas de cuero (2001), Owens escaló vertiginosamente la empinada ladera de la fama, y así fue como estas prendas se convirtieron en el símbolo de su nombre.

columna-2,2

Anna Wintour y Vogue USA fueron claves para su éxito en Estados Unidos: fue esta publicación la que patrocinó su primer show en la Semana de la Moda de Nueva York en 2002.

Owens desarrolló un lenguaje propio que ha sido denominado de muchas maneras: “Moda de posguerra”, “Fashion postnuclear”, “Minimalismo monumental”, “Grunge gótico”. Su tratamiento de los materiales evidencia una valentía y una honestidad brutales. La contundencia de sus formas escultóricas, el peso de las prendas, las proporciones arbitrarias y desmedidas le han valido el apodo de ‘el padrino de la brutalidad’.

El diseño de muebles también es parte del mundo Owens. Este año se anunció el lanzamiento de su segundo libro, “Rick Owens: Furniture”, esculturas exactas de tamaño natural del propio Rick sostienen una mesa de cristal o el asiento de un sillón.

columna-2,4

Con su esposa y musa, Michèle Lamy, a quien conoció en los años 90 cuando ella era dueña del local de Holl ywood “Les Deux”, conforman uno de los dúos creativos más fructíferos y poderosos de la industria. Para dar un vistazo a su talento, desde el 14 de diciembre de 2017 y hasta el 25 de marzo de 2018, en la Triennale Design Museum de Milán, se podrá visitar su exhibición retrospectiva llamada “Subhuman, Inhuman, Superhuman”.

columna-2,6
Rick Owens Spring 18.
columna-2,5
Rick Owens Menswear Spring 18.