Moda

Falda plateada: guía de uso

Es una prenda que está muy de moda y que resulta una buena alternativa para complementar la tenida de noche. El problema es que estas faldas no son muy sentadoras en todos los tipos de cuerpo y es necesario seguir ciertos parámetros para lograr que nos quede bien. Acá te dejamos algunos consejos para que te luzcas con tu look metálico.

  • Andrea Hartung

Compartir vía email

Mejor con básicos 

Recomiendo combinarla con básicos y un par de zapatillas durante el día. Por la noche es mejor usarlas con básicos en tonos fríos y oscuros”, explica el productor de moda Matías Núñez. La experta en estilo Soledad Avilés concuerda: “Hay que escoger compañeros de look sencillos y sobrios, ya sea para el día o para la noche. Para un estilo casual complementar con una camiseta de algodón, una blusa blanca clásica, una chaqueta de jeans y pocos accesorios. Para un cóctel, se puede usar con una blusa a rayas, un blazer negro de corte masculino y sandalias sencillas pero de taco alto”.

Distintas siluetas

“Una mini plateada de corte recto se puede usar con una polera adentro para dar una silueta estilizada y armónica. Si la falda es larga y tiene movimiento, se puede llevar con tops ceñidos al cuerpo, para que el punto de movimiento esté focalizado en la falda”, recomienda Matías Núñez.

Paola Agulló agrega: “Se puede jugar con los largos de la falda y el calzado que utilices. Si eliges una falda larga le puedes dar un giro elegante con tacones; moderno, con botines, y relajado, con zapatos bajos. Si es una mini, lo ideal es no usarla con tacos muy altos pues se puede ver un poco vulgar, especialmente si las piernas no son muy delgadas. La opción es usar kitten heels, que tienen una altura de entre 3 y 6 centímetros”.

La adecuada

“El plateado es un color que todos podemos utilizar en zapatos, carteras, chaquetas y blusas, pero en faldas solo funciona en cuerpos de contextura más bien delgada”, asegura Soledad Avilés. Añade: “Las mujeres más petite pueden usar distintos cortes pero hay algunos que les favorecen más, como es el caso de la pollera tubo o lápiz con abertura, pues resaltan las curvas escondidas y dan un toque muy femenino”.

Aun así, explica que las mujeres curvilíneas pueden encontrar alternativas en el mercado: “Ellas se verán beneficiadas por cortes más simples, sin tanta información, brillo, pliegues ni amarras. Lo ideal es que busquen telas ligeras que no tengan mucho volumen, de talle alto y ojalá más largas”.

“Si la falda es larga hay que cuidar que no sea tan holgada. Las faldas a media pierna son las más sentadoras para distintos tipos de cuerpo y son muy cómodas para usar todo el día”, agrega Paola Agulló.