Belleza

¡Que no se note el trasnoche!

Fin de año trae consigo fiestas que no se limitan necesariamente al fin de semana, y donde las copas de más y la falta de sueño terminan causando estragos en nuestra piel... ¡especialmente en la cara! Ojos hinchados y rostros cansados son el resultado de estos festejos. Hablamos con expertos, quienes nos contaron cómo prevenir estos problemas y qué hacer al día siguiente para seguir luciendo radiante.

  • Andrea Hartung

Compartir vía email

La previa

Si bien muchas veces las salidas nocturnas en medio de la semana surgen en el momento, hay otras que planificamos con tiempo y cuyos resultados negativos en la piel podemos prevenir tomando algunas precauciones. “Los días antes de la fiesta es bueno usar cremas o serums de noche, que contengan ácido hialurónico o urea”, aconseja el dermatólogo Juan Honeyman. Agrega: “Sirven también cremas de lifting tópico, serum facial de día con ácido hialurónico y serums hidratantes en general”.

La cosmetóloga de Zapatitos Rojos Karen Espinoza entrega más consejos para enfrentar las salidas nocturnas con la piel bien preparada: “Lo primero es exfoliar para eliminar la piel muerta y dar paso a una piel luminosa y de mejor aspecto. El siguiente paso y el más importante es hidratar, para que las células se regeneren. Esto lo logramos con serum de uso diario. Es importante mantener los poros libres de grasa que bloquea la entrada de nutrientes, por lo que es efectivo realizar una limpieza facial que se enfoque en removerla poro a poro.

“Hay vitaminas que ayudan a mantener la salud de la piel, como es el caso de la vitamina A y los carotenos presentes en frutas y verduras como la zanahoria, el zapallo y el damasco. La vitamina C, presente en el kiwi y los cítricos, estimula la producción de colágeno que ayuda a mantener la estructura de la piel. Además estas vitaminas actúan como antioxidantes”, agrega la nutricionista de Clínica Las Condes Daniela Ghiardo, en relación a cómo debemos alimentarnos e hidratarnos si sabemos que, próximamente, tendremos una actividad nocturna.

El día después

La fiesta terminó y despertamos la mañana siguiente con los ojos hinchados y la piel reseca a causa de la ingesta de alcohol y el humo del cigarro. Afortunadamente este resultado es más fácil de revertir de lo que parece.

Los antioxidantes son excelentes aliados para combatir la hinchazón y el rostro cansado asociado al trasnoche”, explica el dermatólogo Juan Honeyman, por lo que es ideal buscar productos que contengan vitamina C, vitamina E y vitamina A (retinol). También es un buen momento para aplicar una crema de contorno de ojos, especialmente si esta ofrece un efecto tensor inmediato.

La nutricionista Daniela Ghiardo añade, en relación a la hidratación posterior a las fiestas: “El agua pura es el principal hidratante, pero también ayudan los lácteos. Según estudios, después de las bebidas rehidratantes, la leche es uno de los líquidos que mejor hidratan, incluso más que el agua pura”.

Con relación a la alimentación, agrega: “Una dieta postrasnoche debe ser muy variada, con muchas frutas y verduras, evitando alimentos muy salados, pues el sodio produce mayor retención de líquido y por consecuencia inflamación”. Por lo mismo, recomienda que durante la noche evitemos snacks altos en sodio o con mucha sal agregada, pues solo aumentarán la inflamación.

Karen Espinoza recomienda un masaje facial rápido que se puede realizar durante la mañana para disminuir la retención de líquido en la cara: “Comenzamos con un arrastre muy suave desde el centro del rostro hasta las orejas. Ahí aplicamos presión sobre el ganglio tres veces y arrastramos hasta las clavículas. Hay que repetir este movimiento 6 veces, entre más lento lo hagas más efectivo será. Luego presionamos en las sienes y arrastramos el líquido de los párpados, las cejas y la frente hacia las sienes, repitiendo 6 veces. Finalmente hay que conducir el líquido hacia las orejas y por último a las clavículas”.

“El pepino de ensalada es buenísimo para descongestionar, lo puedes cortar en rodajas y aplicar en la piel idealmente frío, o triturarlo en la licuadora agregando té helado de manzanilla, que potencia el efecto calmante. Esto se aplica durante 15 a 20 minutos y se retira con abundante agua”, añade la cosmetóloga.