Entrevistas

Daianara Amalfitano: “Creo que hay una poderosa y natural conexión entre las tendencias de los hemisferios norte y sur”

La firma canadiense de calzado y accesorios Aldo, que cuenta con miles de tiendas alrededor del mundo y atiende a alrededor de 200 millones de clientes, celebra diez años en nuestro país. Conversamos en exclusiva con Daianara Amalfitano, vicepresidenta ejecutiva de la marca, vía telefónica desde su oficina en Montreal, Canadá.

  • Constanza Espinoza

Compartir vía email

Con más de dos décadas de experiencia en la industria del calzado, la diseñadora Daianara Grullon Amalfitano (43) lidera actualmente una de las firmas globales más conocidas del mundo. Oriunda de Brooklyn (Nueva York) y con raíces latinas, comenzó a trabajar con el también gigante del calzado Steve Madden cuando aún era una estudiante universitaria. “Tomé un trabajo en una tienda bastante pequeña de zapatos, la que pertenecía a un emprendedor que había abierto hacía un par de meses y que resultó ser Steve Madden. Mi oficina estaba en la parte de atrás de la tienda y básicamente me desempeñé vendiendo productos y pensé ‘esta es la oportunidad de aprender un montón’, y por 22 años colaboré para su compañía”, cuenta.

¿Qué significa la moda para ti y cuándo te diste cuenta de que querías formar parte de este mundo? Supe que estaba interesada en la moda cuando tenía seis o siete años. Es en realidad divertido porque teníamos un juego con mis hermanas mayores sobre lo que queríamos ser cuando creciéramos. Una de ellas solía decir “ir a la universidad, casarme, tener dos hijos” y la otra, “casarme, tener niños”, y lo que yo decía era “quiero vivir en la ciudad, ir a la escuela de diseño de modas y viajar por el mundo”.

¿Cómo ha sido tu experiencia y evolución en Aldo? Hace dos años que estoy en Aldo. En un principio tenía la misión de potenciar la marca y usar mi habilidad para crear y entregar productos. En estos dos años hemos crecido tremendamente en nuestro enfoque al desarrollar y diseñar zapatos y accesorios. Y ahora siento que nos estamos concentrando en saber quiénes son nuestros clientes alrededor del mundo y en desarrollar productos que realmente se conecten con todos ellos.

aldo

¿En qué consiste el proceso creativo? Tenemos un gran equipo de trabajo compuesto por personas que vienen de todas partes del mundo. Es una combinación de diseñadores, desarrolladores de productos, ingenieros; todos ellos se unen y buscan la inspiración en donde sea: desde todas las pasarelas, sus viajes alrededor del planeta, también los movimientos musicales y las tendencias culturales. Y es así como toda esta creatividad ‘interna’ nos permite ir desarrollando las colecciones.

¿Cuáles son las tendencias que veremos en Aldo para las próximas temporadas? Actualmente estamos trabajando en el otoño de 2018, obviamente trabajamos muchas temporadas por adelantado, pero también estamos enfocados en la entrega de nuestra colección SS18 ahora en febrero. Estamos muy entusiasmados con ella, posee muchos colores audaces, estampados, siluetas como pequeños botines al tobillo, diferentes texturas, tacos cuadrados y todo tipo de ‘kitten heels’, que están siendo muy populares.

¿Cuáles crees que serán los zapatos ‘it’ del 2018? ¡Oh, es tan difícil decidir! Tengo muchos que son mis favoritos. Amo los patrones, como material en la fabricación de los zapatos; también amo los estampados audaces… pero en cuanto a la silueta creo que habrá un regreso a lo sexi.

“Creo que las redes sociales son una excelente forma para que los consumidores realmente contextualicen cómo usar lo que usan. Pueden ver un look de la cabeza a los pies… obtienen un montón de estilos lindos e ideas. Y creo que es por eso que la moda se está moviendo mucho más rápido, porque ya no es el consumidor quien tiene que resolver y experimentar por sí mismo”.

Una década en chile

La firma llegó a nuestro país de la mano del grupo Falabella en octubre de 2007. Fundada en Montreal en el año 1972 por el canadiense Albert ‘Aldo’ Bensadoun, la marca se especializa en la creación de accesorios y zapatos. Actualmente Aldo cuenta con 900 tiendas propias en Canadá, Estados Unidos y Reino Unido, además de 1.100 sucursales en variados países alrededor del mundo como Arabia Saudí, España, Francia, Singapur, Portugal, Sudáfrica, Rusia, Marruecos, México y Perú.

Aldo está celebrando 10 años en nuestro país, ¿hay algo en especial del mercado chileno que haya capturado tu atención? Hace diez años, cuando Aldo comenzó a revisar su estrategia de expansión global, sabíamos que Sudamérica era un territorio donde nuestra marca estaba generando ingresos. Creo que hay una poderosa y natural conexión entre las tendencias de los hemisferios norte y sur, los precios hacen sentido y desde que abrimos nuestra tienda ahí hemos visto una fuerte reacción a nuestros productos.

¿Ves muchas diferencias entre la mujer latina y americana en cuanto al gusto por los zapatos? En América tenemos un montón de latinas también (ríe). Creo eso nos ha ayudado a entender cómo desarrollar productos que las atraigan, pero también al público de Dubái, de Chile, de Canadá (…) Se trata de encontrar ese punto en común, creo que eso es lo que caracteriza a un buen diseño”, asegura.

¿Cómo ves la marca en los próximos diez años? Nuestra visión es lograr realmente conectar y hablar con nuestros consumidores a un nivel más profundo, donde sea que estén: en nuestras tiendas, en su dispositivo móvil o en nuestro sitio web. Sentimos que lo digital es una gran oportunidad en Chile, representa una de nuestras principales preocupaciones en los próximos años.

¿De qué manera piensas que las redes sociales y las it-girls han influido y cambiado nuestra relación con los zapatos? Creo que las redes sociales son una excelente forma para que los consumidores realmente contextualicen cómo usar lo que usan. Pueden ver un look de la cabeza a los pies… obtienen un montón de estilos lindos e ideas. Y creo que es por eso que la moda se está moviendo mucho más rápido, porque ya no es el consumidor quien tiene que resolver y experimentar por sí mismo. Casi pueden usar las redes sociales como un moodboard e inspirarse.