Entrevistas

Alan Estrada: el mundo a un clic de distancia

Empezó a viajar hace siete años tras ver la película ‘La Playa’, y desde entonces no ha parado. Para documentar sus aventuras creó ‘Alan por el mundo’, un proyecto multiplataforma que mutó en una guía de culto y logró que este multifacético mexicano se transformara en el guía de viaje de más de un millón de personas.

  • María José Mundaca

Compartir vía email

¿Cómo empezó esta travesía? “Mi primer viaje fue al Sudeste Asiático por un mes. En ese tiempo ignoraba mucho, no me preparé, solo teníamos los pasajes. Fue muy ‘aventado’; una amiga se accidentó en el avión, no teníamos ningún plan, una locura. Al llegar lo único que quería era que se acabara. Pero cuando me adapté fue como un despertar y gracias a esa travesía es que ‘Alan por el mundo’ existe”.

¿Qué es ‘Alan por el mundo’? “Hace siete años creé mi canal de YouTube y sitio web; subimos contenido de los viajes, tips, publicamos historias de otros usuarios y habilitamos un número que funciona 24 horas para resolver dudas. Además tenemos colaboradores, entre ellos una chica que viaja en silla de ruedas, el viajero LGBTQI que comenta destinos para esa audiencia y una fashion blogger”.

¿Qué te trae a Chile? “Faro Travel me invitó a un encuentro de viajeros para compartir experiencias. Es la tercera vez que vengo y me encanta, creo que hay muy buena onda entre mexicanos y chilenos. En esta oportunidad me quedo en Santiago, pero he recorrido casi todo el país y me emocionó mucho que me invitaran para este evento. Quiero contar mis historias y si puedo inspirar a otros a viajar, mucho mejor”.

¿Cómo balanceas tus viajes con la familia? “Es bastante triste. Ya saben que no estaré a las comidas o los cumpleaños. Ellos han hecho su vida sin mí y yo sin ellos. Como ritual nos vemos siempre en Navidad y desde hace tres años hacemos un viaje al año juntos, ese es mi favorito. Lo organizo todo, vamos a lugares que conozco y así puedo regalarles una experiencia completa”.

Alan-por-le-mundo

El sello de Alan 

Tiempos de viaje
“Creo que viajar por mucho tiempo no significa tratar de conocer la mayor cantidad de lugares posibles, sino que dedicarle más tiempo al lugar en el que estás”.

No puede faltar
“Siempre tengo una reserva en el primer lugar al que llego y trato de respetar los atardeceres, si hace buen clima y sé que hay un buen lugar donde verlo, me gusta darme ese tiempo. Es algo que rara vez he sacrificado”.

Familia de uno
“Mi hogar tiene vigas de hueso y paredes de carne; soy yo. He aprendido a hacer de los hoteles una casa y no sufro estando lejos. Salir de mi habitación y no sentirme en mi país es una sensación que disfruto mucho”.