La Comensala

Soho

Llegamos justo antes de que cerrara la cocina (23.30) a este gran local de dos pisos, abajo la recepción y arriba el comedor, muy bonito y bien puesto, sencillo pero agradable y cómodo.

  • Pilar Hurtado

Compartir vía email

Camino a un recital de Emir Kusturica y su banda en el Caupolicán, pasamos con mi marido por la puerta de este restaurante tailandés y nos miramos: sería el lugar ideal para pasar posconcierto. Había tanta gente en el recital, pero tanta tanta, que nos salimos antes de que terminara para irnos a comer.

Llegamos justo antes de que cerrara la cocina (23.30) a este gran local de dos pisos, abajo la recepción y arriba el comedor, muy bonito y bien puesto, sencillo pero agradable y cómodo: paredes en piedra, tonos tierra y madera con detalles rojos, además de grata iluminación.

Nos atendió un garzón colombiano superamable, que se ofreció para explicarnos lo que no entendiéramos de la carta. Yo sabía que quería un pad thai, y también pedimos unas crocantes empanaditas thai con camarones y salsa dulce picante, que acompañamos con cerveza. Las empanadas en masa de wantán rellenas con pasta de pollo, camarón y un toque de cilantro resultaron ricas. Probamos además un curry masamán que pedimos vegetariano, pero llegó con carne y papas.

El mozo alcanzó a darse cuenta, nosotros ni reclamamos, pero él nos dijo que nos cobraría el vegetariano y preguntó si lo queríamos cambiar. Decidimos quedarnos con él, a sabiendas de que el vegetariano sería seguramente más rico (a mi juicio), también porque la cocina estaba cerrando. El pad thai -fideos de arroz con salsa de pescado, tamarindo, maní y lemon grass- lo pedimos con camarones y estaba muy bueno, con la cantidad justa de salsa y supersabroso, con ese toque que le da la pasada por el fuego al saltearlo.

Ambos platos eran ideales para compartir y nos quedamos con ganas de probar otras especialidades de la carta, como sus salteados al wok. La relación precio-calidad nos pareció, además, bastante buena. Ojo, siguiendo por calle Carmen hay un estacionamiento para los clientes del local. Tienen también delivery.

Consumo: todo lo descrito $27.600.

Nota 6.4

Carmen 93, Santiago. Teléfono +56222242393