Entrevistas

Recuerdo esa navidad cuando…

Qué tiempos aquellos de la niñez en que la ansiedad por la visita del Viejo Pascuero se tomaba los días previos a la Nochebuena y la siesta del 24 era un buen aliado para poder aguantar hasta la apertura de los regalos a medianoche. Viajamos al pasado de cinco mujeres que nos contaron algunas de sus anécdotas festivas y compartieron fotos de celebraciones navideñas que atesoran.

  • Revista Mujer

Compartir vía email

Producción: Fernanda Zamora Fotos: Nicolás Abalos Maquillaje y pelo: Rosario Valenzuela

Antonia Moro, modelo

visual-moro

“Para Navidad lo que más produzco es mi casa; empezamos en diciembre a ‘enchularla´ porque me gusta que se note que sea Navidad en la puerta de entrada, en el jardín, en toda la casa. La arreglo más que a mí misma. Pero cuando yo era chica la tradición era que te arreglabas para la comida de la noche del 24 de diciembre, con un lindo vestido. Mi mamá es estadounidense y se notaba que era la época de fiestas, bien gringo. Hubo un tiempo en que nos vestíamos todos de rojo y verde y las fotos quedaban superdivertidas porque era un grupo familiar enorme en esos dos colores. Últimamente todo se fue poniendo más sencillo. Solo uso un detalle, un collar más navideño o un vestido rojo, y hacemos algo especial para que no sea una cualquiera.

visual-moro-2

Carolina de la Barrera, productora de moda

visual-carolina

“Siempre me arreglo para Navidad, voy a la peluquería y me hago la manicure y la pedicure. Preparo todo en mi casa con tiempo. Normalmente uso vestidos, como soy más relajada me gustan los largos y sueltos. El año pasado, por ejemplo, usé un caftán con un lindo collar. De cuando era chica me acuerdo que para Navidad las tres hermanas mujeres y mi mamá nos arreglábamos bastante, se cocinaba algo rico y una se vestía para la ocasión. Una vez, en los años 70, fue muy especial porque mi papá nos hizo de regalo una casita de muñecas de madera preciosa, tenía cortinas hechas por mi mamá, refrigerador, cocinita, todo. Y como siempre nos vistió a las tres hermanas iguales. Más que nada recuerdo lo que usaba mi mamá, que era mi referente a esa edad (4 o 5 años), como una Barbie, con su moño, con un enterito plateado como el de La Hechizada. Como estaban de moda en Estados Unidos los brillos, mi papá trajo un arbolito sintético plateado lleno de luces; fue una Navidad muy especial, moderna, nueva”.

visual-carolina-2

María Paz Villegas, directora de Luxury Press

visual-villegas

“Por razones familiares estos últimos años he estado pasando la Navidad afuera, con mis hijos en Naples (Florida, EE.UU.), con un clima exquisito, y siempre llevo una tenida específica para ponerme la noche de Navidad y arreglarme, peinarme, maquillarme, sentir que es una ocasión especial. Cuando yo era pequeña nos reuníamos 23 primos y por lo general hacíamos algo en la casa de mis abuelos maternos, nos juntábamos alrededor del árbol; de esa época recuerdo especialmente a mi madre, que siempre fue una mujer muy guapa, se arreglaba mucho y le encantaban las celebraciones importantes. Y yo mantengo esa tradición. Esta foto es de 1990 y es muy especial porque acabábamos de llegar a Santiago desde Marbella (España), donde pasamos 15 años. Yo vestía iguales a los niños y mi hija está impecable, con ropa de esa época, muy arreglados los tres. El mayor debe haber tenido 12 años, el del medio 9 y la menor 6; su cumpleaños es justo el 25 de diciembre así que es una fecha extra especial.”

visual-villegas-2

Francisca Zuazola, gerente de marketing de Pandora Chile

visual-zuazola

“Según la hermana de mi mamá para Navidad y para año nuevo siempre había que ponerse algo nuevo, tenemos esa tradición. Con mi hermana Josefina somos superseguidas y mi mamá nos vestía a las dos iguales, como en esta foto antigua. Ella es muy vanguardista, entonces yo tengo muchas fotos de celebraciones donde están todas las niñas de pelo largo y vestido y yo con corte de pelo de hombre, vistiendo un beatle y pantalones de gabardina, estilo ‘tomboy’. Ahora vemos esas fotos y decimos: ‘ ¡mamá, qué nos hacías de chicas!’. Por lo mismo debe ser que ahora soy superfemenina. En ocasiones especiales, sobre todo en las familiares, siempre prefiero vestidos y una blusa o pantalón más ‘lady’. Como mi familia es separada siempre tengo muchas celebraciones: de día en una parte, de noche en otra, desayuno en la casa de mi mamá el 25, así que siempre tengo que tener muchos outfits, hasta el pijama es importante. Y nunca visto de negro para Navidad, prefiero recibir las fechas especiales con nuevas energías, en ropa blanca o colores vivos”.

visual-zuazola-2

Clara Lyon, estudiante

visual-clara

“Mi mamá (la exmodelo Rosa Parsons) me vistió hasta los 6 años, después mi hermana le dijo que me dejara elegir la ropa y empecé a vestirme sola. Hubo una Navidad en que justo antes vi la película de Lara Croft (Tomb Raider) y yo rayaba con el personaje. Le pedí a mi mamá que por favor me hiciera una trenza como mi heroína. Yo tenía el pelo largo y agregué unas cintas, me vestí con pantalón negro y una camisa verde y andaba con botas de mi mamá, una reliquia de los años 80 ¡Me quedaba todo enorme! Llegaron los invitados y se quedaron callados, no decían nada de mi look, me dejaron ser. Mi estilo al vestir es roquero, pero con el tiempo me he ido sofisticando, sobre todo porque mi mamá es muy elegante y muy simple, me ha marcado mucho. Cuando salgo siempre tengo algo de ella, al menos un detalle. Ella tiene cosas que combinadas con mi ropa forman un conjunto perfecto para la noche. Lo que más me gusta para vestir en ocasiones especiales es ropa roquera, estilo ‘tomboy’, y como la Navidad es algo familiar normalmente visto en forma sencilla, relajada: pantalón con blusa, chaqueta, a veces vestidos, donde casi siempre incluyo algo azul, mi color favorito”.

visual-clara-2