Entrevistas

Raimundo Silva: de periodista a diseñador

Es la sexta vez que diseña una colección cápsula para la marca de zapatos Beneducci, un trabajo que le permitió descubrir una nueva pasión. Desde que las dueñas de la tienda María y Elaine le pidieron su primera colaboración, en 2013, dejó su trabajo como periodista para materializar modelos exclusivos pensados en mujeres con personalidad, que les gusta que las miren y verse bien.

  • Ignacia Vera

Compartir vía email

¿Cómo es el proceso de creación? “Por lo general llego con mi propuesta bien pensada y enfocada. Trabajo con gente de mucha trayectoria, y por lo mismo estoy abierto a los comentarios de cómo un zapato se va a ver mejor que otro y llegamos a consensos. Me dan mucha libertad en el proceso creativo y eso explica en parte por qué nos ha ido bien. Dejan que mi imaginación vuele”.

Siempre intenta diseñar desde los afectos. Reúne en su mente un grupo de mujeres que lo inspiran con su forma de vestir, por cómo se mueven y su visión de vida. “Es un proceso de creación muy bonito, mientras viajo pienso quién de las que admiro usaría el zapato que quiero realizar y lo voy modificando según los gustos de esa persona”.

La transición entre un mundo y otro fue para él muy fluida. “Crecí en un ambiente de muy buen gusto, y cuando entré a estudiar periodismo dentro de mis opciones también estaban arquitectura y diseño. En la universidad tomé ramos de arte y los electivos más creativos porque sabía que me podían servir”, cuenta. Esta línea fue pensada mientras viajaba por Miami, París y Nueva York, y asegura que cada lugar le entregó un detalle para incorporar en los modelos. De Miami rescató los cielos y la luz de la ciudad, que asegura no ver en ningún otro lugar del mundo; de París rescata a la gente y su cotidiano vivir, y de Nueva York, la idea de estar en una ciudad energética.

¿Cómo fue enfrentar este desafío sin ser diseñador? “Me encanta el periodismo, lo pase super bien mientras trabajaba y algún día podría volver, pero entré al mundo de la moda y he llegado a diseñar zapatos, lo que es un acto de humildad constante por no saber del rubro. Las dueñas de la tienda siempre están apoyándome y me entregan las herramientas de un equipo consolidado. Soy un crítico de quienes encasillan una profesión y no pueden dedicarse a otra cosa, eso es algo que pasa mucho en Chile”.

Es fan de la moda y el buen diseño. Considera la comodidad como principal característica de versatilidad. “Me encantaría que el mismo zapato se usara para ir al supermercado y después para salir en la noche”.

 

tema-13,1ok