Entrevistas

Joaquín Vergara: moda detrás de cámara

Fascinado con lo audiovisual, Joaquín (30) de chico desarmaba las cámaras de su mamá y nunca las volvía a armar. Tanto así, que borró el registro del matrimonio de sus padres para hacer videos caseros. Hoy es co-creador de Flamingo Producciones y se especializa en publicidad de moda.

  • María José Mundaca

Compartir vía email

Con Felipe Reutter creamos Flamingo con la idea de ser independientes, tener una marca amigable, tipo Miami de los 60, algo playero y fresco. Hacemos publicidad de moda, campañas para multitiendas y marcas independientes. En un momento tuvimos una oficina pero la cerramos por lo mismo; no queremos sentirnos amarrados, para mí la oficina está donde haya internet”.

“Estudié cine y creo que eso me ayudó mucho a entender cómo trabajar con la simplicidad. Cuando empecé a sacar fotos intentaba hacer unas parafernalias enormes, pero me di cuenta de que muchas veces menos es más, eso es lo que más rescaté de mi carrera. Me gusta darle un tratamiento visual cinematográfico a la moda”.

Hace tres años que voy a hacer backstage al New York Fashion Week y me encanta. Tuve la oportunidad de fotografiar a Gigi Hadid, Kendall Jenner, Karlie Kloss, etc. Tenía pases de 15 minutos y me escondía debajo de las mesas de maquillaje cuando querían echarme y muchas veces terminé en los desfiles. Son esas las oportunidades que hay que aprovechar”.

“Me encantan las revistas de moda, estoy suscrito a varias internacionales, como la Porter Magazine o la Harper’s Bazaar de Estados Unidos porque me entretiene ver las editoriales y estar al tanto de la fotografía, tengo una fascinación con ello. Mi lado femenino está muy desarrollado y me encanta, creo que es necesario y estoy muy cómodo con ello”.

Los ejes de Joaquín

Referentes: “Principalmente Mario Testino. Me compré una foto de él y la tengo en mi pieza. En Chile me gusta el trabajo de Javiera Eyzaguirre, Ignacio Rojas y Pedro Quintana. Hay mucho que aprender de ellos”.

Ética de trabajo: “Para mí es prioridad ser siempre transparente y honesto. Nunca engañarse a uno mismo ni al cliente. Tampoco prometer algo que no eres capaz de cumplir”.

Estilo: “Me gusta vestirme bien pero soy sencillo, casi siempre ando con camisa y de negro, simple pero preocupado. Es importante dentro de lo que hago, no puedo andar mal vestido por la vida”.