Vida Sana

La riqueza del monoi

Este aceite de la Polinesia es sinónimo de playa y sol. ¿Habrá algo más veraniego que su aroma? Sus poderosas características hidratantes y regeneradoras lo han hecho famoso en la cosmética y la belleza a nivel mundial.

  • Angélica Lamarca

Compartir vía email

¿Qué es?

Proviene específicamente de Tahití y es la mezcla de aceite de coco puro de Tahití y flores de tiaré. Para su elaboración hay que seguir pasos muy estrictos de manufactura que, de manera simplificada, se resumen en la maceración de 10 flores de tiaré por cada litro de aceite de coco. Luego el producto es filtrado para su purificación.

Sus beneficios

Karin Bucher, experta en cosmética natural, explica que el aceite de monoi entrega muchos beneficios:

  • mantiene la hidratación y elasticidad de la piel.
  • protege la dermis de las agresiones del medioambiente.
  • suaviza e hidrata.
  • contiene vitamina A, que regenera los tejidos; así se logra una piel más joven.
  • es rica en vitamina E, la que es un poderoso antioxidante que mantiene la piel tersa.
  • posee un efecto progresivo de humectación
  • acelera y otorga un bronceado natural y parejo.

Es difícil encontrar en Chile aceite de monoi de buena calidad. Por eso se recomienda cerciorarse de que el proceso de fabricación sea validado y protegido por la denominación y sello de origen: Monoi de Tahiti, ya que así se asegura de que el producto fue creado con las concentraciones adecuadas de aceite de coco y de flores de tiaré.

Dónde encontrar aceite de monoi: Un buen lugar es Be Feelosophy www.befeelosophy.com /Dirección: Camino Central 2156, Lo Barnechea

La flor de tiaré

Hace varios siglos los polinesios descubrieron que el aceite de coco era un secreto esencial para la belleza de la piel y del cabello. Y con el tiempo comprendieron que al combinarlo con flores de tiaré entregaba aun más beneficios. Son los botones de la flor de tiaré los utilizados porque son ricos en alcoholes terpénicos y salicilato de metilo, conocidos por sus propiedades calmantes y purificadoras.

Además en esa parte de la flor se encuentra la mayor concentración de la fragancia tan característica del monoi. Estos botones se recogen en la madrugada y se dejan macerar en aceite de coco por 10 días.

Para la piel

Es excelente para la piel por su efecto progresivo de humectación, ya que genera una barrera protectora que evita la pérdida de agua. Además es un gran calmante y suavizante.

  • Cómo usarlo: El mejor momento es después de la ducha, con la piel todavía húmeda. Lo ideal es aplicarlo en todo el cuerpo, poniendo énfasis en codos y rodillas, ya que son lugares de mayor sequedad.
  • Cuántas veces a la semana: Lo ideal es poner aceite de monoi o mantecas y lociones corporales que contengan este ingrediente, ojalá todos los días, especialmente luego de tomar sol y bañarse en piscinas o en el mar durante el verano.
  • Úselo también en musculatura tensa: En músculos cansados o contracturados, ya que alivia dolores musculares y su aroma entrega relajación a la mente y al cuerpo.

Para el pelo

Es más beneficioso que el aceite de coco solo, ya que los aceites adicionales y grasas de las flores de tiaré entregan mayores propiedades reparadoras, regeneradoras y nutritivas. Es un buen antifrizz, ya que contiene ácido láurico, el que penetra el eje del cabello alisando su folículo. Previene la pérdida de la proteína del pelo, esencial para su buen crecimiento y para lograr un pelo fuerte y sano; es ideal para cabellos secos y frágiles. Y como es rico en vitamina E, gran antioxidante, previene el daño causado por los radicales libres, manteniendo un pelo con brillo y lleno de vida.

  • Cómo usarlo: Lo ideal es hacerlo después de cada lavado, con el cabello húmedo. Deje actuar 5 minutos y enjuague.