La Comensala

Sanguchería La Gloria

Su oferta es acotada y se basa en emparedados de estilo peruano, solo ocho variedades, además de papas y camotes fritos, y salsas peruanas para acompañar.

  • Pilar Hurtado

Compartir vía email

Desde que fui la primera vez a esta sanguchería peruana ha seguido creciendo y hoy cuenta -según veo en su web- con tres locales. Yo volví al primero, en Providencia, al lado del metro Manuel Montt, que es el que conocía de antes. El local es pequeñito, con una barra con bancas y algunas mesas afuera, además de la cocina a la vista. Decoración sencilla e informal que se acompaña con música animada. Su oferta es acotada y se basa en emparedados de estilo peruano, solo ocho variedades, además de papas y camotes fritos, y salsas peruanas para acompañar.

Con mi amiga Maca íbamos a pasar la tarde en la FILSA y fue nuestra parada previa para agarrar fuerzas para la caminata y el vitrineo literario. Nos sentamos afuera y revisamos la carta, ella pidió un jugo de frutilla natural y una hamburguesa casera, que sirven, al igual que todos los sándwiches, en una panerita ovalada con papel de seda; esta lleva cebolla caramelizada, queso fundido, salsa tártara y tocino en pan brioche elaborado por la panadería de los mismos dueños, como nos explicó la garzona. A ella le gustó y estaba a buen punto de cocción; no se la pudo terminar, eso sí, y se llevó el resto en una cajita especial.

Yo probé, al lado de la Inca Kola de rigor -diet para la conciencia-, un sánguche de chicharrón, en la mejor tradición de nuestros vecinos: blandísima y sabrosa carne de chancho servida con sarsa criolla -cebolla morada, ají, limón-, hierba buena y tajadas de camote frito en pan francés, también de la casa, que abrazaba perfectamente el relleno sin desarmarse ni remojarse.

La hamburguesa de Maca venía con buenas papas fritas; yo no pedí, y le juro que así y todo quedamos repletas y no pudimos siquiera probar un postre. Otros emparedados son de pescado, pavo, pollo a las brasas, lomo saltado, plateada y un vegetariano con champiñones, rúcula y tomate.

En la carta de ‘fritos’ hay camote, papa chilena y papa peruana. También salsitas para acompañar que le dan todo el punch y personalidad: carretillera, aceitunas negras, tártara y salsa de rocoto. Hay además pisco sour, cerveza Cuzqueña, jugos, chicha morada y suspiro limeño como postre. Funcional, sabroso y a precios razonables. También tienen delivery. Consumo: todo lo descrito $14.900.

Nota 6.5

Providencia 1315, Providencia. Teléfono +56222354031