Belleza

¿Preparada para el verano?

Nada peor que comenzar la temporada estival con ‘mala’ piel. Y es fácil evitarlo porque en esta época también podemos regalonear nuestro cutis y cuerpo con diferentes tratamientos faciales y corporales. Aquí una lista de lo que puedes y también de lo que no debes hacer.

  • Constanza Espinoza

Compartir vía email

Comencemos por lo básico

Después del invierno el problema que más aqueja a nuestra piel es la resequedad, especialmente en boca y manos, e incluso la descamación de ciertas zonas corporales como codos, rodillas y talones. Por ello, la misión durante estas semanas es exfoliar, hidratar, cuidarnos del sol y volver a hidratar la piel. “Durante estos meses siempre es bueno usar protección solar y no olvidarse de repetirla”, aconseja el dermatólogo de la Clínica Klein & Klein Rodolfo Klein.

La regla es reaplicar el protector un mínimo de tres veces al día. Otras de las recomendaciones del especialista son: “Aplicar cremas humectantes y similares, realizarse hidrataciones, usar antioxidantes tópicos u orales, estos últimos conocidos como nutraceúticos”.

En esta época diles…

a las limpiezas y máscaras faciales, idealmente las que ultrahidratan la piel. También los tratamientos de radiofrecuencia para rostro, cuello y cuerpo, y la depilación láser sobre pieles bronceadas que ofrecen las máquinas de última generación.

No a los tratamientos más agresivos. De acuerdo con los especialistas, es mejor dejar para los meses invernales los láseres y peelings faciales más profundos y/o tratamientos que impliquen inflamación en zonas expuestas al sol.

Infiltración con vitaminas en Zapatitos Rojos

“Permite estancar el envejecimiento y ‘retroceder’ en el tiempo con resultados inmediatos sobre la luminosidad, elasticidad y textura de la piel”, explica Karen Espinoza, cosmetóloga y directora del centro. “Lo conseguimos de una manera orgánica, nutriendo la piel para que así pueda regenerarse con una mejor calidad”, agrega.

Sus componentes: El ácido hialurónico aporta hidratación y volumen, el DMAE (compuesto que suele combinarse con el ácido hialúrico para un mayor efecto) trabaja a un nivel profundo recuperando la elasticidad, la L-carnitina frena la oxidación, el complejo de vitamina B regenera y los aminoácidos reconstruyen los tejidos débiles.

Procedimiento: Después de limpiar la piel se aplica una máscara de oxígeno que prepara las vías y mejora la absorción de las vitaminas. Estas se infiltran con una máquina de microagujas con profundidad regulada y vibración, abriendo los poros, sin dañar la piel.

Precauciones: El cutis queda irritado por alrededor de 6 a 24 horas. Los efectos se pueden apreciar desde las 48 horas tras la infiltración.

Depilación láser en Clínica Estética Inspira

En Clínica Inspira recomiendan utilizar durante estos meses la tecnología láser diodo Soprano, debido a que es ideal para tratar pieles más oscuras y/o bronceadas. Además estos equipos cuentan con un sistema de enfriamiento que permite dañar el folículo piloso sin afectar la piel del paciente.

Procedimiento: Consiste en el daño al folículo piloso por medio de calor. La tecnología láser trabaja con distintas longitudes de onda que permiten penetrar y destruir el folículo, en sus distintas profundidades de manera precisa.

Precauciones: Evitar tomar sol por al menos 72 horas luego de la sesión y usar protección solar diariamente con factor 30 o superior.

¿Cuánto tiempo dura el tratamiento? Una vez iniciado, las primeras sesiones se realizan cada dos meses, pudiendo llegar a distanciarse hasta tres, esto marcado principalmente por la velocidad del crecimiento del vello. En cuerpo se realizan 6 sesiones y en cara, 8, pudiendo tardar cerca de un año en completar el tratamiento.

Facial coreano en Spa Mandala

Se trata de un tratamiento recomendado para cualquier persona y que puede realizarse en todas las épocas del año. Posee activos descongestivos e hidratantes tales como lavanda, manzanilla, aloe vera y la flor de una suculenta oriental llamada portulaca. “Es ideal para el verano, período en que aumentan la polución y la exposición solar, por lo que se incrementa la deshidratación cutánea”, asegura Constanza Prenafeta, dueña y creadora del centro. Sus componentes (pueden variar según el tipo de piel):

  • Bruma descongestiva detox 02: contiene 20 activos, como colágeno hidrolizado hidratante, morus alba despigmentante, romero que mejora la irrigación y lavanda que mantiene la piel desinfectada
  • Soothing gel: a base de aloe vera, hidrata en profundidad y suaviza. Contiene arginina que es antiage, centella asiática que es reparadora, un tipo de menta que refresca (para rosácea y postsol)
  • Sérum Nano Gold: de fácil absorción, contiene todas las propiedades del oro para rejuvenecer la piel. Indicado para rosácea, tirantez y falta de brillo
  • Crema Nobl Rose: ideal para pieles con flacidez y arrugas, contiene rosa en altas concentraciones para suavizar, desinflamar y despigmentar.
  • BB cream o Camela Multiaction: ambos poseen bloqueador solar, el primero con color, por lo que homogeneiza el tono además de tener activos antiage y despigmentantes. Mientras que Camelia Multiacción no posee color y se trata de un bloqueador solar especialmente indicado para pieles sensibles que puede ser usado en embarazadas.

Venus Legacy en Skinmed

Se trata de un tratamiento no invasivo que apunta al rejuvenecimiento de la piel. Se realiza en cuello y rostro, aunque también puede ser aplicado en otras zonas del cuerpo como abdomen o muslos. Consigue reafirmar la piel, estimular el drenaje linfático, reducir las arrugas y también la indeseada -especialmente en verano- celulitis.

Procedimiento: La energía de radiofrecuencia, técnica que consiste en aplicar calor a través de la superficie de la dermis, penetra en la piel de forma indolora. De esta forma, el cutis y el tejido graso son calentados de forma segura, provocando la contracción del colágeno y la reducción del tamaño de las células grasas. Esto induce a que los ácidos grasos sean liberados de las células grasas a través de un proceso natural de drenaje linfático, lo que trae como consecuencia una reducción del tamaño de estas células.

Precauciones: No es recomendable realizar el tratamiento facial en personas con rosácea o en quienes se hayan realizado un peeling profundo o un láser facial durante ese mismo mes.

¿Cuánto tiempo dura el tratamiento? El promedio de los tratamientos faciales es de 6-8 sesiones, una vez por semana, con una duración de 25 minutos por sesión. Mientras que los corporales toman entre 8-10 sesiones, una vez por semana, con una duración de 40 minutos.

Recomendación especial: La kinesióloga de Skinmed Carola Ahumada aconseja que para complementar un tratamiento corporal debe existir un ejercicio físico mínimo de tres veces por semana, sumado a una alimentación balanceada y una buena hidratación.