Eco Mujer

Buenas plumas

Los Premios de Moda Peta (People for the Ethical Treatment of Animals) resultan buen punto de referencia para conocer propuestas veganas de la industria. Stella McCartney fue la última galardonada como Diseñador del Año a partir de su compromiso con el bienestar animal y promoción del no uso de plumas naturales. Que aquello siga como tendencia ¡Que sea consigna! Y si hay pluma, nunca más con sufrimiento de aves.

  • Macarena Anrique

Compartir vía email

En lugar de plumas

El ceibo es un árbol que crece en tierras tropicales y cuyas semillas están cubiertas por el kapok, fibra parecida al algodón pero más liviana y cubierta de una capa de cera que protege de la humedad. Tradicionalmente, los pueblos que han convivido con el ceibo usan este material en diferentes formas, por ejemplo, como relleno para cojines y colchones gracias a su textura suave y acolchada. Se puede encontrar online a la venta como material de relleno, pero también hay marcas extranjeras, como Flocus, que lo han elegido como alternativa a las plumas.

Es tiempo de reutilizar

En Chile se pueden encontrar seis modelos Recycled Down, prendas de la marca de ropa outdoor Patagonia rellenas con plumas 100% recicladas que se obtienen de almohadas, cojines y plumones usados. ¿Cómo se reutilizan? Después de reservar las mejores plumas, estas pasan por una nueva selección y un proceso de lavado y secado a 135 grados Celsius, temperatura que sanitiza el material. Con esto se crea el relleno con calidad pluma 600, con sello RCS de productos reciclados.

A la cabeza

A partir de un viaje realizado a Europa, donde fue alumna de una maestra sombrerera, Alejandra Vila confecciona y promueve el uso de tocados. Varios de sus diseños incluyen plumas desinfectadas que obtiene de aves criadas por conocidos, esperando las temporadas de recambio de plumaje. En la misma línea natural, conserva las tonalidades de cada pluma, aprovechando, por ejemplo, los azules o el verde tornasol de los pavos reales; se trata de una apuesta que algunas de sus clientas ocupan para el día de su matrimonio combinando tocado y ramo.

Papel pluma

La diseñadora Antonia Larraín fabrica papel de forma artesanal a partir de residuos de plumas que las aves botan naturalmente. Las que ella ocupa provienen del Zoológico Nacional Metropolitano de Santiago: “Me asocié con ellos para convertirlas en materia prima y generar un proyecto de rasgos sustentables”. Luego de recolectar las plumas, las sanitiza y mezcla con pulpa de algodón y tierra de color. Una vez prensado y secado, el papel está listo para ser utilizado como se quiera, por supuesto, también para escribir.
También desarrolló un libro que pronto estará a la venta; ahí describe el proceso de recolección y elaboración del papel.

mujer-sustentable-2