Columnas

Bolsillo

La supresión de los bolsillos interiores independientes, alrededor de 1800, determina la creación del ridículo, primer bolso de mano femenino.

  • Pía Montalva

Compartir vía email

Parte de la vestimenta destinada a guardar y llevar consigo algunos objetos pequeños (billeteras, monederos, llaves, relojes), mantener las manos tibias cuando hace frío o con fines decorativos. Se trata de un trozo de tela, de tamaño variable, estructurado para servir de receptáculo ya sea acoplándolo a una costura lateral o abriendo una hendidura en la prenda y deslizándolo por el revés, o bien ubicándolo en el exterior, a modo de parche. Puede incluir un fuelle para aumentar el volumen y una tapeta con o sin botón que asegura de mejor manera el contenido.

Origen. Hasta la Edad Media, en Europa, se habla de bolsillo para designar un saco de género, independiente de la ropa, que se usa oculto bajo la misma, sujeto a un cinturón. Alrededor del siglo XIV, cuando las calzas fetiche-2son incorporadas al guardarropas de los caballeros se implementan grandes bolsas atadas a las primeras. Prohibidas en 1563 porque permiten esconder armas, hacia el fin de siglo comienzan a utilizarse cosidas.

En 1684, la aparición de la casaca determina la introducción de bolsillos fijos, con tapeta, emplazados verticalmente, en un comienzo, y horizontalmente, más tarde. Son integrados en los chalecos y otras prendas de abrigo masculinas. Durante el siglo XVIII, un pequeño bolsillo de ojal es incluido en la parte anterior del calzón, muy cerca de la cintura.

En el caso de las mujeres, los primeros bolsillos emergen con el advenimiento del traje a la polonesa, ocultos en los abullonados que se forman en el ruedo de las sobrefaldas. Su popularización ocurre recién a mediados del s. XIX. Adosados a las costuras de la pollera o al cuerpo del vestido, el tamaño varía según la condición social. En 1840, los patrones insertos en las revistas exhiben prendas con bolsillos e instrucciones para confeccionarlos.

Tendencia. Los bolsillos se masifican en la moda femenina al inicio del siglo XX, principalmente en los trajes sastre y más tarde en los cárdigans de punto y los vestidos camiseros. Luego de la Segunda Guerra Mundial están en todas partes, modificando la postura corporal de las elegantes.

Claire Mc Cardell diseña una falda midi en algodón azul, abrochada en el frente provista dos grandes bolsillos de parche situados a ambos costados, y Charles James, una chaqueta de tweed de cintura estrecha cuyos bolsillos caen sueltos a la altura de las caderas.

Valentino, Primavera/Verano 2018
Valentino, Primavera/Verano 2018

El año 1950 el clásico vestido de ama de casa incorpora bolsillos de parche en reemplazo del delantal.

En los 60 Pierre Cardin diseña una capa roja de vinilo con cierre en el delantero y dos grandes bolsillos circulares en blanco y rojo.