Vida Sana

¡Todos a comer piña!

Esta fruta tropical tiene muchísimas propiedades que benefician al organismo. Junto a la nutricionista y CEO de Punto de Nutrición Daniela Gómez enumeramos 5 de sus bondades.

  • Francisca Quirós M.

Compartir vía email

  • Es un excelente antioxidante, al ser una fruta altísima en vitaminas y minerales como hierro, azufre, potasio, magnesio, fósforo, calcio y vitamina B1. El ácido fólico y la vitamina C fortalecen el sistema inmunológico, lo que frena el efecto de los radicales libres (causantes, en parte, del envejecimiento y de diabetes) y ayuda a la creación de glóbulos rojos y blancos.
  • La piña tiene un gran porcentaje de agua, por lo que es ideal para combatir la retención de líquidos (gracias a su increíble propiedad diurética). También contribuye a mejorar la apariencia general de la piel y disminuir la celulitis.
  • Tiene bromelina, que es un complejo de enzimas encargado de digerir proteínas y que ayuda ante el malestar o inflamación estomacal. La bromelina promueve el proceso digestivo, mejora la circulación (disuelve coágulos sanguíneos), es anticancerígena y disminuye los edemas (debido a que favorece la reabsorción de fluidos a la circulación de la sangre).
  • Es baja en carbohidratos y calorías. Si la comparamos con otras frutas, la piña está muy abajo en la lista de las que más engordan. Además, tiene mucha menos azúcar que frutas como la uva, el mango o el plátano.
  • ¡Es muy versátil! Aunque parezca evidente, la piña (a diferencia de otras frutas) es de esos alimentos que pueden consumirse como jugo, postre, desayuno, en las ensaladas, comidas calientes, etc, lo que la convierte en el agregado ideal.

Aunque tiene muchísimos beneficios, Daniela Gómez recomienda también moderar su consumo, pues la piña es alta en fructosa. ¿Y qué es la fructosa? Es el azúcar presente en las frutas, que termina siendo perjudicial si se consume en altas cantidades.

pexels-photo-139259