Columnas

Colores pastel

Para la primavera de 1999, el austríaco Helmut Lang trabaja los colores pastel superponiendo una capa de tela transparente en tono encendido sobre otra blanca.

  • Pía Montalva

Compartir vía email

Conjunto de colores suaves que incorporan en su mezcla una cantidad importante de blanco. Los más comunes son el lila, jacinto, celeste, rosa, salmón, amarillo, verde agua. Se asocian a dulzura, tranquilidad, delicadeza y luz. Y se emplean en pastelería, confitería, cosmética, decoración de interiores e indumentaria.

Origen. Determinar el momento de la historia en que los colores pastel comienzan a tener presencia en la indumentaria resulta difícil de precisar, porque no existe completa certeza de que las tonalidades presentes en las diversas fuentes disponibles sean efectivamente las originales o simplemente el resultado del deterioro en el tiempo del color saturado.

Sin embargo, los datos sugieren que en el Antiguo Egipto, donde predominan los colorantes azul y verde, se utilizó un celeste elaborado con una mezcla de sílice, cobre, componentes calcáreos y natrón, cuya intensidad dependía del grado de trituración. Hasta el siglo XVII prevaleció en Occidente una paleta intensa a la que se agregaron los marrones y el negro.

A partir del Barroco, los voluminosos trajes de las elegantes son fabricados en satén azul o amarillo pálidos. Durante el XVIII, el rosa y el melón hegemonizan el gusto. Marcan la estética de los ricos brocados, damascos y sedas donde destacan pequeños ramilletes de flores en otros tonos igualmente suaves. A comienzos del XIX, el estilo Directorio impone muselinas celestes, lisas, para vestidos de talle alto y manga globo.

Con el advenimiento del romanticismo, hacia 1835, el rosa lidera nuevamente la tendencia. Asume un importante protagonismo ligado a una imagen femenina pasiva y algo infantil que encarna valores tradicionales. El desarrollo de tinturas sintéticas, a partir de 1856, amplía la oferta de textiles color pastel, especialmente en la gama de los malvas y lilas.

fetiche-1-dest
Victoria Beckham SS 2018.

Tendencia. A comienzos del siglo XX las tonalidades pastel caracterizan las tenidas de las mujeres jóvenes simbolizando la modernidad en contraste con el rígido negro que visten sus madres. En los 20 sobresalen vestidos de noche en diferentes variantes del nude, recamados en plateado.

Una década después abundan los camiseros con falta tableada o godé en una amplia variedad de colores suaves. Se llevan con accesorios del mismo color. Para 1950, los pasteles definen la ropa de las adolescentes (faldas plato, twin set, soquetes, vestidos estilo new look).

Hacia 1967 La alta costura francesa propone alegres conjuntos de falda plisadas, chaqueta corta con manga tres cuartos en celeste, rosa, amarillo pálido y verde menta.

En los 80 Comme des Garçons diseña un blazer en algodón rosa provisto de una solapa en poliéster decorada con flores, pétalos, ruches y flecos en relieve.