Columnas

Isabella Blow: moda en abundancia

Su estilo era la compulsión misma, y sus altibajos financieros no le impidieron lucir como una reina y gozar de un extraordinario sentido del humor.

  • Mariano Toledo

Compartir vía email

Isabella Delves Broughton nació en 1958, en Londres. Desde temprana edad supo ganarse la vida en los trabajos más diversos, desde atender una pastelería hasta hacer el aseo en oficinas públicas.

Aristócrata, supo vivir en lujosas mansiones y como intrusa en casas ocupadas. Polaridad habitual en su vida, muy acorde a los extremos de la cultura inglesa: tradición e irreverencia. Un espíritu libre y sin prejuicios la llevó a descubrir a algunos de los personajes más relevantes de la moda contemporánea.

mr-t-2

¿Editora de moda, cazatalentos, musa, mecenas? Su carrera comenzó en los 80 como asistente de Anna Wintour en Vogue (USA). Regresó a Londres en 1986 y trabajó en Tatler, y luego en la Vogue británica. En 1997 fue directora de moda del Sunday Times Style y luego regresó a Tatler con ese mismo cargo. En su perfil escribió: “Me documento históricamente, encuentro a personas desequilibradas, elijo fotógrafos y localizaciones”.

Su estilo era la compulsión misma, y sus altibajos financieros no le impidieron lucir como una reina y gozar de un extraordinario sentido del humor.

mr-t-4

En 1992 un estudiante desconocido, Alexander McQueen, presentó su colección de graduación: “Jack the Ripper”, en Central Saint Martins College (Londres). Isabella compró toda la colección y puso a McQueen bajo su protección. Esto lo ayudó a alcanzar la fama y el éxito mundiales. Lo mismo sucedió con Philip Treacy, el diseñador de sombreros. Según ella dijo, los usaba con fines prácticos, para que nadie se le acercara.

mr-t-5

La casa de Blow se convirtió rápidamente en el estudio de McQueen y Treacy al comienzo de sus carreras, uno en el primer piso y otro en el subsuelo. La relación de Blow y McQueen fue tan estrecha como difícil y terminó cuando el diseñador vendió su marca al grupo Gucci. Maureen Callahan contó los secretos de esta amistad en el libro “Champagne Supernovas”; y la compañía Maven Pictures está trabajando en “The Ripper”, un largometraje que narra esta relación.

mr-t-6

En 2013 Daphne Guinness compró la totalidad del guardarropas de Blow y montó una muestra en Londres llamada “Isabella Blow: Fashion Galore”.

Hace tiempo, en el Buenos Aires Fashion Week, la vi sentada en primera fila con traje de brocado laminado y un tocado de plumas que escondía su rostro. Nadie se sentó a su lado, nadie miró el desfile por mirarla a ella. Blow se quitó la vida en 2007, a los 48 años.