Belleza

¿Cómo tratar los granitos de la espalda?

No solamente el acné en la cara es señal de un desorden hormonal. Hay granitos que aparecen también en la espalda, lo que es una incomodidad al lucir poleras escotadas y prendas más reveladoras. Pero calma, estás justo a tiempo para tratarlos.

  • Florencia Gioia

Compartir vía email

¿Por qué aparecen?

“La piel está conectada con el sistema hormonal y nervioso. La mayoría de los cuadros de acné tienen que ver con uno de estos sistemas, por lo tanto de manera externa podemos limpiar y usar productos que bajarán el brote, pero lo principal aquí es encontrar la causa interna y allí tratar el problema de raíz”, comenta Karen Espinoza, cosmetóloga de Zapatitos Rojos Wellness Boutique.

Se puede dar en hombres y también en mujeres, aunque el dermatólogo de Clínica Klein, el doctor Rodolfo Klein, aclara: “La verdad es que los estudios no hacen diferencia de sexo, solo explican que es más precoz en las mujeres y que estas tienen más riesgo de que se prolongue por más años. También se habla mucho sobre la herencia; está bastante demostrada. Los hijos de uno o ambos padres con acné tienen más riesgo de desarrollarlo y por lo tanto deberían comenzar a tratarse antes, para evitar secuelas”.

El dermatólogo Juan Honeyman aporta un dato interesante: “Es más probable que se presente más en varones por las hormonas masculinas. Pero es muy importante el estrés, ya que aumenta la producción de grasa”.

“Consumir grasas saturadas, exceso de azúcar o frituras aumentará el nivel de grasa en la sangre, por lo que el cuadro puede agravarse”, asegura karen espinoza, cosmetóloga en Zapatitos Rojos.

¿Qué favorece su aparición?

“Hay muchos mitos sobre la relación de la dieta y el acné, pero estudios que realmente lo demuestren, pocos. Se ha demostrado que los carbohidratos refinados (como pastas, dulces, etc.) son perjudiciales; también el exceso de leche, pero todo lo demás es anecdótico. En el caso del chocolate es más por el chocolate dulce y con leche (por el azúcar y la leche) que en los con alto porcentaje de cacao”, asegura el doctor Klein.

Y sumamos un motivo más por el cual debemos cuidar nuestra alimentación: “Consumir grasas saturadas, exceso de azúcar, frituras, aumentará el nivel de grasa en la sangre por lo que el cuadro puede agravarse”, asegura Karen Espinoza. Los materiales de la ropa que usamos también pueden afectar el proceso de renovación celular y obstruir los poros. “La ropa sintética o impermeable que provoque excesivo sudor podría aumentar el acné”, comenta Alejandra Pino, cosmetóloga del Centro Médico SkinMed.

¿Cómo tratarlos?

Limpieza, exfoliación, peeling, lociones tópicas y medicamentos orales son algunos de los pasos a seguir para manejar la aparición de los granitos en la espalda. Alejandra Pino recomienda, en primer lugar, acudir al dermatólogo para determinar el origen del desorden. “En conjunto con un tratamiento cosmetológico se puede hacer peeling con ácido mandélico. Lo más importante es realizar una limpieza diaria y usar crema con principios activos adecuados para cada tipo de acné”.

El doctor Klein explica: “No es lo mismo un caso de acné de predominio comedoniano (puntos negros) que uno papulopustuloso (muchas espinillas); el primero se trata con medidas locales (higiene, exfoliación, etc.) y el segundo requiere de antibióticos o incluso fármacos de difícil manejo como la isotretinoína, por lo que no es posible recomendar tratamientos en general, pero la base es una buena higiene y cuidados de la zona”.

Existen algunos suplementos con vitamina A que pueden ayudar en la inflamación de la piel, también sirve el consumo de alimentos que la contengan, asegura el dermatólogo Juan Honeyman: “Es importante incluir y aumentar el consumo de vitamina A en la alimentación, como por ejemplo zanahorias, y si el cuadro es más severo, retinoides tópicos y orales”.

Como tratamiento cosmético, Karen Espinoza propone un plan similar al de una limpieza facial. “Es ideal para tratar los brotes de acné o la grasa de la espalda, donde se limpian los poros y luego se hidrata con un fango volcánico. Los hombres por genética tienen la piel más grasa que las mujeres y quizás necesiten de este tratamiento un par de veces al año de manera normal, pero las mujeres tenemos ciclos hormonales todos los meses, lo cual la hace más propensa a presentar un brote en cualquier momento. Recomendamos a todas las personas realizar limpiezas en su espalda cada 6 meses. Si la piel se mantiene limpia, hay menos probabilidad de brotes”, dice la experta.