Columnas

Pantalón de ciclista

Para la primavera 2018, Saint Laurent propone un vestido de noche integrado por un top de mangas largas elaborado en encaje negro, pantalones de ciclista del mismo material y una minifalda globo de tul y seda.

  • Pía Montalva

Compartir vía email

Pantalón unisex, liviano y ceñido al cuerpo, cuyo largo se extiende desde la cintura hasta encima de las rodillas. Diseñado para entregar confort y eficiencia en la práctica del ciclismo, entre sus principales cualidades destacan la posibilidad de reducir la resistencia del aire, evitar la fatiga muscular de las piernas al comprimirlas y promover una adecuada eliminación del sudor. Las versiones más sofisticadas incluyen una entrepierna acolchada con el objeto de proteger al deportista durante carreras de larga duración. Se confecciona con tejidos elásticos, principalmente lycra y spandex.

Origen. La emergencia del calzón masculino, en el siglo XVI, constituye uno de los primeros antecedentes asociados a la invención del pantalón de ciclista. Dicho calzón, ajustado, de terciopelo u otros materiales, considera una abertura en la parte frontal. Se complementa con un jubón corto, de hombros cuadrados y medias del mismo color.

En la segunda mitad del XVIII, luego de un período en que la moda impone grandes volúmenes, el calzón ajustado regresa en gloria y majestad. Los elegantes optan por una versión algo más larga, a tono con la elaborada casaca de seda o como parte de un traje completo de gamuza beige apropiado para la caza o equitación. Hacia el fin de siglo el calzón es reemplazado por pantalones al tobillo, mucho más holgados.

Fenty
Fenty

Sin embargo, en la década de los 80 del s. XIX -cuando la invención de la bicicleta comienza a dar frutos y se desarrollan espectáculos y competencias vinculados a la misma- reaparece transformado en pantalón de ciclista, tejido en lana negra, acompañado de una musculosa del mismo color o una camiseta blanca. Constituye todavía una prenda propia de los hombres. Su utilización por parte de las mujeres se producirá recién en la década del 20 del siglo pasado, integrando osados conjuntos para la playa.

Tendencia. Los pantalones de ciclista se suman a la oferta de moda femenina en los 80, una vez que el empleo de los leggins durante el día se ha institucionalizado. A mediados de la década, Azzedine AlaÏa los combina con un mini-trench 7/8, color tostado, cuyo ruedo se abre a modo de falda plato. A comienzos de los 90, inspirado en la estética grunge, Marc Jacobs propone para Perry Ellis pantalones de ciclista fabricados en encaje negro, junto poleras blancas, vestidos estampados con motivos frutales, pañuelos enrollados a modo de turbante y anteojos de espejo.

En los años 90, el pantalón de ciclista liso o estampado forma parte del guardarropa básico de mujeres y niñas.

En 1993, Benetton comercializa en Chile coloridos pantalones de ciclista acompañados de poleras oversize estampadas con rayas o motivos de inspiración tropical.