Eco Mujer

Librerías verdes

El 26 de octubre comienza la versión 37 de la Feria Internacional del Libro de Santiago, Filsa, y para comenzar este mes con aroma a libro, aquí cuatro pequeñas historias de lectura sustentable.

  • Macarena Anrique

Compartir vía email

Solo libros eco

Libro Verde no quería ser una librería cualquiera y su camino fue la venta online enfocada en literatura relacionada con ecología, biodiversidad, medioambiente, arquitectura y diseño sostenible. En el portal hay referencias e imágenes de las obras; por ejemplo, varios textos sobre huertos y una guía llamada “Plantas medicinales de uso común en Chile”, de Fundación Claudio Gay, con explicación de más de 60 plantas.

Librería del desierto

Desde la plaza de San Pedro de Atacama hay que recorrer 3 km para llegar a este lugar. Dicen que aquí se reúnen los mejores libros publicados en el país. “Con acento nortino, claro. Además del último libro en boga”, confirma Diego Álamos, creador de esta librería, proyecto que nació al alero de Ediciones del Desierto, editorial que publica autores del norte o regionales. “Llevamos casi un año con las puertas abiertas y la recepción del público ha sido espectacular, considerando que queda en los extramuros del pueblo, camino a la laguna Céjar, y que lo que ofrecemos son simplemente libros y café o té bien servido.

Esa magia, lo inesperado que es una librería en mitad del desierto, junto al compromiso por satisfacer a su variopinto público -estudiantes, turistas, gente local, guías o científicos- hacen que el proyecto se vaya enraizando en la comunidad, así como diversifica la oferta turística de este destino”.

Con aires de barrio

Luego de vivir varios años en Londres, Clara Molina y Mile Mavroski regresaron a Santiago con la idea de instalar una librería especializada en artes gráficas. La concretaron en 2005, cuando nació Milaires en la calle Alonso de Córdova. “Creemos en la librería como difusor cultural y nos propusimos tener un espacio de encuentro para crear una comunidad en torno al libro”, cuenta Clara.

Conscientes de la importancia de adquirir el hábito lector desde la infancia, desarrollaron un “jardín de lectura”, donde cada sábado hacen cuentacuentos y talleres de creatividad gratuitos. “Se creó con aportes de la misma comunidad. Desde toldos y cojines hasta mobiliario infantil recibimos como regalo de nuestros clientes. Hace cinco años creamos también ‘La Tienda de Milaires’, un espacio para emprendedores en el área del diseño. Seleccionamos a un grupo y los invitamos a tener un punto de venta físico en Milaires”, agrega la librera.

Usados para comprar y vender

Desde hace mucho tiempo, unos 40 años, decenas de amantes de los libros abren sus locales atiborrados de antiguos ejemplares en galería Veneto de Providencia. Hasta ellos llegan quienes buscan un texto agotado, mejor precio o una edición especial. Algunos libreros también reciben obras de particulares para comprar; la fórmula es, simplemente, preguntar.

Av. Providencia 1108 – 1114