Columnas

Hu Sheguang: Fashion Horror Show

El trabajo de este diseñador chino es semejante al de Alexander McQueen o Garet Pugh en cuanto al gusto por los shows de alto impacto.

  • Mariano Toledo

Compartir vía email

Cada uno de nosotros interpreta el mundo desde un observador particular. Definido por nuestra crianza, país de origen, ciudad natal, cultura y educación, este filtro con el que vemos las cosas nos identifica y proyecta. Conceptos como bello, hermoso, feo, lindo, son tan amplios y subjetivos como personas hay en el mundo.

El trabajo del diseñador Hu Sheguang desafía mis definiciones acerca de la belleza. Cuando lo bello se mezcla con lo aterrador, la concepción de la belleza se trastoca perversamente.

mr-t-2

Hu Sheguang ha trabajado en la moda por más de dos décadas; sin embargo, solo se ha popularizado recientemente a fuerza de presentaciones escalofriantes y puestas en escena de exagerada espectacularidad. Estudió en Holanda en la Gerrit Rietveld Academie, y al poco tiempo se destacó entre sus pares, para convertirse en uno de los favoritos de la Reina holandesa.

Sus creaciones estuvieron en la apertura de los Juegos Olímpicos de Beijing, también en la Expo Mundial de Shanghái. Con el tiempo sus conceptos se volvieron más radicales y subversivos, y la épica de sus ‘mujeres fenómeno’ ha deslumbrado a un público que goza de las estéticas electrizantes.

mr-t-3

El trabajo de Hu es semejante al de Alexander McQueen o Garet Pugh en cuanto al gusto por los shows de alto impacto. Sus colecciones (las de pasarela) están muy distantes de ser vendibles y, por ende, usables. Mujeres albinas enjauladas en estructuras de alambres y púas, están más cerca de la instalación que de la realidad.

El diseñador chino Hu Sheguang.
El diseñador chino Hu Sheguang.

Un show satánico bañado en sangre, con modelos de varias cabezas o varias manos, un demonio con cuernos, texturas de pieles escamadas, y el aroma inconfundible del látex sadomasoquista. Enteros floreados que cubren por completo el cuerpo y la cabeza (Jean Paul Gaultier lo hizo el Invierno del 91, en pied-de-poule).

Estas son algunas muestras de la aterradora versatilidad de Hu, un pionero en promover la cultura de su país y quien, al crear, muchas veces toma referencias de la cultura mongol, evocando a sus antepasados bárbaros y reinterpretando el estilo ostentoso de los trajes de la China y Mongolia imperiales.

mr-t-4

Su último show de alta costura, ”La Ruta de la Seda”, fue presentado durante el London Fashion Week, Spring-Summer 2018, en el Museo de Historia Natural de Londres, el 17 de septiembre pasado.