Belleza

Focos de atención

Con la llegada de la primavera comenzamos, poco a poco, a decir adiós a los suéteres y jeans para dar la bienvenida a las blusas ligeras y faldas. Es así como ciertas zonas olvidadas de nuestro cuerpo quedan al descubierto y es necesario entrar en acción (¡rápido!). Dos especialistas nos aconsejan cómo hidratar, cuidar y volver a regalonear nuestro cuerpo.

  • Constanza Espinoza

Compartir vía email

Zonas de flexión: codos y rodillas

Los codos y rodillas son áreas que tienden a engrosarse y resecarse producto del roce y el apoyo constante. Estas acciones además estimulan la producción de melanina, es por eso que suelen oscurecerse. Y la situación empeora especialmente en el invierno, debido a que al encontrarse cubiertas por ropa solemos olvidarlas por completo, y las duchas largas y calientes contribuyen la resequedad.

¿Qué hacer?

Los expertos coinciden en que para suavizar estas zonas es importante exfoliar 3 veces por semana e hidratar todos los días. Sí, todos. Una vez que la piel se suavice, la exfoliación debe hacerse solo una vez por semana, pero la hidratación se mantiene todos los días. Sí, ¡todos!

El roce y el apoyo constante tienden a engrosar y resecar la piel de estas dos áreas. estas acciones además estimulan la producción de melanina, es por eso que estas zonas suelen oscurecerse.

Para potenciar las cremas:estas pueden ‘apoyarse’ con ampollas hidratantes, como las que contienen colágeno y elastina. La fórmula es agregar 10 ml por 100 ml de crema.

Faldas, minis, vestidos y shorts: ¿Hola, celulitis?

¿Qué es?

La celulitis es retención de líquido que se acumula en los tejidos y que forma la denominada ‘piel de naranja’. “Nuestra piel necesita cuidados extra con cada cambio de estación, ¿y esto por qué? Mientras que en el invierno la piel tiende a agrietarse y verse seca, al llegar el buen tiempo hay que protegerla de la mayor intensidad de los rayos del sol y otros agentes externos”, explica Alirio Arraiz, médico cirujano antienvejecimiento estético en Clínica Le Ciel. Pero para contrarrestar la celulitis, además de los tratamientos disponibles actualmente, es muy importante revisar los hábitos de las personas: las horas de sueño, la alimentación y la actividad deportiva. “Lo que más hace retener líquido en el cuerpo es el trasnoche, la ingesta de sodio y el sedentarismo”, cuenta Karen Espinoza, cosmetóloga y directora del centro de estética Zapatitos Rojos.

focos-2

¿Algo más?

Los expertos coinciden en acompañar los tratamientos con 8 horas de sueño diarias, una alimentación saludable, dos litros de agua por día y actividad física 3 veces por semana. Ojo, que caminar también estimula la circulación sanguínea y el retorno venoso, por lo que una caminata diaria de 30 minutos también es un aliado. Y, finalmente, un básico: ¡hidrata tus piernas! Después de la ducha aplica la crema hidratante realizando un pequeño masaje desde las rodillas hasta tus muslos.

¡Manos a la obra!

Karen Espinoza dice: “Recomiendo comenzar con un ciclo de masajes de 12 sesiones de 50 minutos, 2 veces por semana. La técnica que utilizamos en Zapatitos Rojos es una combinación de drenaje linfático y amasamientos, que logran desintegrar los panículos que forman la celulitis y drenar el líquido estancado. Dependiendo del grado de piel de naranja sabremos las sesiones que necesitas. En casos muy avanzados recomendamos sumar radiofrecuencia tripolar, para mejorar la calidad de la piel y tratar los panículos profundos”.

Alirio Arraiz comenta: “Los tratamientos más recomendados por nuestra clínica para esta época son la carboxiterapia, método mínimamente invasivo en donde se aplica dióxido de carbono con el objetivo de mejorar el aspecto de la piel. Otra opción es la mesoterapia, que además de ayudar con la celulitis combate la grasa corporal. Y finalmente la radiofrecuencia, que consiste en radiaciones electromagnéticas que logran reducir la celulitis y la flacidez corporal o facial. Este tratamiento estimula la producción de colágeno, por eso la piel se reafirma logrando disminuir la flacidez”.

Poleras, blusas, vestidos y tops: Escote en alerta

La piel de esta zona es tan importante como la de nuestro cutis, de hecho, es más delicada que la del rostro al ser más delgada, además contiene menos glándulas sebáceas y sudoríparas, y por ello, es más propensa a la deshidratación. “Para cuidar nuestro escote es importante mantener el mismo cuidado que le damos a la piel de la cara”, asegura Karen Espinoza. Esto quiere decir que hay que limpiar esta zona día y noche. “Lo ideal es hidratar el escote con un buen sérum por la noche y por la mañana aplicar crema normal y bloqueador solar, el que se debe reaplicar cada 4 horas si se está expuesta al sol”, recomienda la experta.

focos-3

“Para cuidar nuestro escote es importante mantener el mismo cuidado que le damos al rostro”, asegura Karen Espinoza. Limpiar, hidratar y aplicar protector solar es la rutina por obligación.

Los ingredientes perfectos:

Lo ideal es que las cremas que se apliquen en el escote contengan agentes antioxidantes y también sean ultrahidratantes. Retinol, vitamina C, vitamina E, péptidos o heptapéptidos o también ácido hialurónico son algunos de los compuestos clave.

¿Algo más?

“Existe un tratamiento con hilos revitalizantes y tensores que combaten la flacidez del rostro. Se trata de un procedimiento mínimamente invasivo con resultados inmediatos. Estos hilos están hechos de materiales biocompatibles que el cuerpo reabsorbe sin rechazos o alergias. El tratamiento mejora la flacidez de rostro y cuello, pero además se utiliza para renovar el aspecto de brazos, glúteos, abdomen y muslos. Otra de sus ventajas es que estimula en la zona tratada la generación de colágeno y fibroblastos”, asegura el médico Alirio Arraiz de Clínica Le Ciel.