Belleza

Un clásico infalible

Llegó la primavera y con ella el aroma de las flores frescas. Como de costumbre, los expertos perfumistas se inspiran en la naturaleza y traen para esta temporada nuevas fragancias donde las rosas y las flores blancas son protagonistas. “A todo el mundo le quedan bien los perfumes florales, el secreto es encontrar la flor perfecta para cada uno”, sentencia la perfumista Verónica Kato.

  • Andrea Hartung

Compartir vía email

Nueva generación

¿Qué tienen en común Chanel N° 5, Flower de Kenzo y CH de Carolina Herrera? En su corazón se encuentran los frescos aromas de flores como el naranjo, jazmín y rosas, que este año están presentes en fragancias, aunque, por supuesto, en diferentes combinaciones y fórmulas, como Goldea Rose de Bulgari (rosa de damasco), Aerin de Estée Lauder (gardenia, jazmín), Flor de Luar de Natura (flor de luz de luna) y La Nuit Tresor de Lancôme (rosas). Se trata de aromas más suaves que los cítricos, populares entre las personas que temen a las fragancias más potentes y que quedan bien en todo tipo de piel pero especialmente en las más grasas, donde se impregnan mejor.

Bulgari, Rose Goldea
Bulgari, Rose Goldea

Protagonistas

“Las flores que predominan esta primavera son, sin duda, las blancas, entre las que destacamos la flor de naranjo, que en versiones más frescas están combinadas con muguete y el lirio, y en las versiones más glamorosas con jazmín y tuberosa”, dice la perfumista Verónica Kato, quien desde hace más de una década trabaja con Natura en la creación de sus aromas. “Las peonías, la flor de Asoka, la orquídea de vainilla y las lilas del valle están entre las más utilizadas para los perfumes de esta primavera y verano”, agregan desde el equipo de expertos de Victoria’s Secret en Chile.

Para el último lanzamiento de Bulgari, el maestro perfumista Alberto Morillas utilizó la rosa de damasco destilándola de forma mínima para obtener su esencia.

Aerin, Iris Meadow
Aerin, Iris Meadow

Mezclas perfectas

Las combinaciones de flores para la creación de una fragancia se llaman ramos florales, y a veces van acompañados de esencias que los complementan. “Los toques cítricos resaltan la naturalidad, las notas amaderadas dan poder, los toques frutales aumentan el encanto y los especiados despiertan el misterio”, añade la experta de Natura.

perfumes