Columnas

Tom Ford, el lobo solitario

El diseñador estadounidense acaba de retornar a la semana de la moda de NY, donde su presentación fue potente y definitiva.

  • Mariano Toledo

Compartir vía email

Thomas Carlyle Ford nació en Austin, Texas, en 1961. Su ciclotímica carrera en la moda se corresponde con sus años de estudiante, en los que abandonó sucesivamente cada escuela o universidad que emprendió.

Radicado en Nueva York, y luego de pasar por la universidad de esa ciudad, retomó su ruta en Parsons School of Design, donde estudió arquitectura interior.

mr-t-6

Fue modelo publicitario y su rostro era muy conocido en comerciales de TV. La noche y las discotecas lo tomaron por las solapas, y en este ambiente de diversión y agite Tom encontró la inspiración para su estilo.

Trabajó en Estados Unidos para firmas como Perry Ellis, pero decidió instalarse en Europa, en busca del estilo y la elegancia europeos, según sus palabras.

mr-t-2

En 1990 fue contratado por Gucci, y en 1994 llegó a ser director creativo de la moribunda marca. Gucci recobró su brillo y rápidamente se ubicó en el podio de las firmas más buscadas, gracias al talento de Ford. Con la colaboración de Carine Roitfeld y el fotógrafo Mario Testino hizo temblar de lujuria el mundo de la moda… Sus campañas fotográficas rozaban lo impúdico y explícito.

mr-t-5

Años más tarde pasó a la dirección creativa de Yves Saint Laurent, marca adquirida por el grupo dueño de Gucci. En 2005 creó su propia marca, “Tom Ford”, con la que trabaja hasta hoy en numerosas líneas femeninas y masculinas de ropa, accesorios, maquillajes y perfumes. Un imperio millonario con sus propias reglas.

Su búsqueda creativa no se limitó a la moda, llegó al cine dirigiendo dos filmes, “A single man” (2009) y “Animales nocturnos” (2015). Ha aparecido esporádicamente en los fashion weeks y ha hecho presentaciones solitarias como la de 2015 en Los Ángeles. Fue pionero del concepto ‘see now – buy now’ (2016), que consiste en vender las colecciones inmediatamente después de los desfiles.

mr-t-1

Acaba de retornar a la Semana de la Moda de NY, donde su presentación fue potente y definitiva. Fuerte acento en la sastrería masculina, con el blazer como símbolo de sus primeras influencias. Hombros enormes y vestidos ultracortos rememoran sus salvajes años en Studio 54. Una interpretación del denim estricta y contenida, y un tributo a las estrellas de Hollywood en impactantes y sobrios vestidos drapeados con mangas bordadas en plata. Las estrellas, todas presentes, aplaudieron en la primera fila.

mr-t-3

mr-t-4