Columnas

Dover Street Market

Sus creadores la concibieron como un innovador concepto de “tienda multi-marca” bajo el lema de “hermoso caos”.

  • Mariano Toledo

Compartir vía email

Hace unos años, caminando por Dover Street en Londres, me llamó la atención una pequeña vitrina con un logo negro. Nada especial, ninguna señal que diera pistas acerca de qué se trataba. “Dover Street Market”, decía. ¿Una galería de arte? Decidí entrar.

mr-t-3

Acceso simple y despojado, una escalera de servicio llevaba a los distintos pisos. Cada uno de ellos era una propuesta diferente de experiencia y estilo. Lo único claro es que vendían ropa, y que Rei Kawakubo (Comme des Garçons) tenía mucho que ver en esto.

En efecto, esta era su propia interpretación de una tienda departamental, con diferentes diseñadores emergentes y extravagantes marcas de lujo. Cada rincón era una puesta en escena, similar a una exhibición de arte conceptual, donde la moda es la protagonista.

DSM nació en 2004, Rei Kawakubo y su marido, Adrian Joffe, la concibieron como un innovador concepto de “tienda multi-marca” bajo el lema de “hermoso caos”. Eso es: un verdadero caos de prendas, zapatillas, zapatos, accesorios, exhibidos como objetos de arte, curados y expuestos como en una galería de espacios temáticos. ¿Un elefante tamaño natural estático parado entre los percheros? Solo es posible en DSM de Ginza, el exclusivo mall de lujo en Tokio.

mr-t-2

“Los puestos de un mercado ejemplifican la naturaleza de DSM”, dice Joffe, y han consolidado y fortalecido este dinámico concepto. DSM es siempre cambiante, y su mayor activo es el constante intercambio creativo con las marcas, los diseñadores y los artistas. Chanel invadió la tienda con su colección “Metiers d’arts”; Stephen Jones colgó sus sombreros de los techos. Un sinfín de colaboraciones con diseñadores como Simone Rocha, Stella McCartney para niños, una edición especial de la colección de Christopher Kane y por supuesto todas las sublíneas de Comme des Garçons.

Con sucursales en Nueva York, Singapur, Tokio y Beijing, DSM es uno de los pioneros en sustentar este concepto. Desde su creación muchas tiendas han adoptado el mismo formato; quizás sea la respuesta comercial para una forma de ver moda, arte y diseño como un solo fenómeno, y la curaduría como la nueva disciplina que los condensa y materializa en una única experiencia.

mr-t-1