Vida Sana

La rutina del protector solar, ¿estás haciendo lo correcto?

A pocos días de que llegue la primavera (y con ella un sol radiante) preparamos una guía básica con recomendaciones para aplicar protector solar en el rostro y cuerpo. Un hábito que los expertos recomiendan seguir durante todo el año, pero sobre todo en esta época cuando la radiación solar aumenta.

  • Victoria Misito

Compartir vía email

Tardes más largas y calurosas. Días soleados, looks más frescos y veraniegos, el cuerpo en su mejor momento. Es la primavera, la querida y anhelada primavera.  Estación favorita de muchos, pero también una bastante peligrosa. Y no solamente por las temidas alergias, sino también porque en esta fecha es cuando la piel comienza a exponerse con mayor frecuencia a los rayos del sol, por lo que hay que tener bastante cuidado con el uso de los filtros solares.

Conversamos con José Luis Gatica, dermatólogo de la Clínica La Parva, quien nos entregó los siguientes datos.

Protector: No todos los filtros solares sirven. El doctor Gatica recomienda revisar su protección, ya que deben contener (al menos) contra la radiación UVB y UVA. “Muchos hoy en día protegen además contra rangos de luz visible e infra rojos”, agrega.

También aconseja optar por aquellos filtros sin parabenos (conservante cosmético) e idealmente sin perfumes ni olores, y de acuerdo al tipo de piel de cada uno.

Tiempo de espera: ¡Paciencia, paciencia! El protector solar también necesita su tiempo. ¿Cuánto es realmente? Según el dermatólogo son 30 minutos los que tienen que pasar para exponer la piel al sol, una vez que ya aplicaste el filtro en tu cuerpo y cara.

Frecuencia: Como “uno es ninguno” hay que aplicar el protector más de una vez (y sí, mucho más que eso). “Se debe poner en la mañana y en el medio día, y si se está expuesto al sol, cada dos horas”, explica José Luis Gatica.

Cantidad: Actualmente existen diversos formatos de protectores. Están en crema, en spray, polvo, espuma, entre otros. Medir la cantidad exacta de cada uno es prácticamente imposible aclara José Luís. Lo importante es que se cubran todas las partes del cuerpo, sobre todo aquellas que están directamente expuestas al sol.

Sin embargo, cuando el protector solar es en crema sí se puede calcular la cantidad adecuada. El dermatólogo recomienda que esta medida sea a través de la UD (unidad digital) del dedo índice. En palabras más simples, la yema. Lo que se debe hacer es aplicar una línea de protector desde pliegue distal del dedo índice hasta su punta.

¿Cuántas unidades digitales son necesarias?

En el rostro y cuello deben aplicarse dos de estas medidas, en los brazos cuatro, piernas ocho, y en el tronco y espalda siete.

Tipo de filtro: Para el otoño y el invierno es recomendable elegir protectores con factor mayor o igual a 30+, mientras que para la primavera y el verano se debe aumentar a 50+. “Si hay patología asociada o son niños, preferir factores mayor o igual a  50+”, aclara el doctor.