Vida Sana

Aires de primavera

Días más largos, temperaturas más cálidas, vida en los parques, ropas más ligeras… la temporada más colorida del año se acerca y es tiempo de hacer pequeños cambios en nuestras rutinas para sacar el mayor partido a estos meses de transición y prepararnos para el verano.

  • Alejandra Villalobos

Compartir vía email

En esta época es muy común pasar del frío al calor -y viceversa- en un mismo día. Por lo mismo, si ya es difícil resolver la clásica pregunta ¿qué me voy a poner hoy?, con estos cambios de temperaturas la tarea se vuelve aun más compleja. La asesora de imagen y socia de Inhouse Emiliana Franzani cree que vestirse en capas es la clave. “El clóset tiene que tener de todo un poco. Lo ideal es combinar prendas que se puedan poner sobre otras, ni tan abrigadas, ni tan desabrigadas, para no pasar frío ni morirse de calor cuando sale el sol”, dice.

Ejemplo de look: Blusa manga ¾ o manga larga + blazer/chaqueta + abrigo (puede ser, por ejemplo, un peludo negro oversized). “Es importante estar tranquila con la ropa que elijo. Muchas veces nos ponemos esa camiseta de panty (fatal) o la de algodón regalona, pero que no quedan para nada bien solas, entonces no nos atrevemos a sacarnos el chaleco y nos morimos de calor”, dice Emiliana.

aire-4

Los kimonos largos hasta el tobillo o pantorrilla son otras de las prendas básicas para esta temporada primaveral. “Se verán mucho los de inspiración oriental, con dibujos de dragones o letras, flores o estampados tropicales”, dice la consultora de imagen Carola Montenegro, y Emiliana está de acuerdo: “Son una gran ayuda para la transición de nuestro clóset”.

aire-1

Otro look de transición es el ‘pijamero’: pantalón ancho y chaqueta en combinación. Carola lo recomienda con estampados y de colores vibrantes. “Se pueden usar con todo, desde zapatillas hasta tacos para ‘bajar’ un poco el look pijama”, dice. En cuanto a zapatos, Carola Montenegro cree que las balerinas siempre son una buena opción, y nos adelanta que esta temporada veremos nuevamente los sleepers en todos los colores y estampados (desde animal print a floreados).

Y en colores, esta temporada predominarán el amarillo pistacho y el fucsia. “El amarillo se puede combinar con gris, plateado, y si quieres impactar, puedes mezclarlo con azul y animal print. Y el fucsia, con rojo y con otros tonos de rosado”, aconseja Carola.

aire-3

Aunque para muchos la primavera es un shot de energía, para otros es una época en que el cuerpo sufre cierta inestabilidad: dolores de cabeza, cansancio, malestares lumbares, sensación de hambre y otras manifestaciones conocidas como astenia primaveral. Lo bueno es que a través de los alimentos podemos combatirla. “En la India las personas hacen ayunos para preparar el cambio de estación. No es necesario llegar hasta ese punto, pero sí podemos comenzar a incorporar nutrientes que son necesarios para esta época del año”, explica Pilar Caviedes, licenciada en nutrición y profesora de educación física (@pili_caviedes_buonmangiare).

aire-5

La nutricionista Rocío Suárez aconseja aprovechar que las temperaturas comienzan a subir para aumentar el consumo de frutas frescas y verduras que se suelen utilizar menos durante los fríos días de invierno. “Siempre cuando cambiamos de estación recomiendo aprovechar las frutas y verduras de la temporada; si bien hoy en día encontramos de todo durante todo el año, ya desde la primavera podemos encontrar algunas mucho más ricas y a mejores precios”, dice.

Verduras: Espinaca, acelga, repollo, coliflor, berenjena, alcachofa, lechuga de hojas oscuras, zanahoria, tomate, kale, rúcula, apio, brotes de alfalfa.

Legumbres: Habas, lentejas, porotos de soja, garbanzos

Frutas: Naranjas, mandarinas, kiwis, nísperos, frutillas, manzanas (todas altas en vitamina C, lo que previene y alivia alergias)

Incluir pescados: Jurel, sardina y salmón. Y también merluza y choritos. Son ricos en ácidos grasos y omega 3 (gran efecto antiinflamatorio).

Rutina de ejercicios

Con el sol de vuelta ya no hay excusas. Es tiempo de retomar, para las que fuimos más flojas durante los meses de invierno, las rutinas de ejercicios. Pilar Caviedes nos recomienda un circuito compuesto por siete ejercicios para fortalecer brazos, piernas, abdomen y glúteos -porque no olvidemos que el verano se acerca, y estos meses pueden hacer la diferencia.

*Realizar una serie de cada uno y repetir el circuito (para principiantes 3 series; para avanzados, 5). Se pueden combinar con trote, caminata rápida, bicicleta o andar en patines.

  • Trabajo de glúteos: Recostados sobre una colchoneta, flectar las piernas y estirar los brazos a la altura de las caderas. Subir y bajar la cadera 30 veces, luego mantener 30 segundos arriba, descansar. Subir nuevamente y estirar una pierna, mantener por 20 segundos, descansar. Repetir con la otra pierna.
  • Trabajo de piernas: De pie, realizar una sentadilla con apertura de caderas (piernas abiertas). Mantener esa posición subiendo y bajando talones 30 veces. Descansar y repetir dos a tres veces más.
  • Trabajo de tríceps: Coloca una banca o caja firme (puede ser de fruta) en el suelo. Siéntate dándole la espalda, con las piernas estiradas y el tronco recto. Sitúa las manos en el borde del banco o caja y extiende los brazos al mismo tiempo que subes las caderas. Procura no abrir los codos hacia los lados para evitar lesiones. Repetir de 12 a 15 veces.
  • Salto a la cuerda: Comienza de a 30 segundos, hasta completar dos minutos.
  • Extensiones de codo: Realizar la clásica plancha (puedes hacerla en el suelo o en apoyo de una banca). Ubicar los codos directamente debajo de los hombros y las muñecas en línea con los codos. Empujar el cuerpo (recto como tabla) hacia arriba. Contraer el abdomen, apretar glúteos y muslos. Mantener 20 a 30 segundos para principiantes y un minuto o más para un mayor desafío.
  • Abdominales: Recostada sobre una colchoneta, con los brazos estirados al costado de las caderas, flecta las piernas hacia tu abdomen. Luego, levanta las caderas llevando tus rodillas hacia tu cara, y vuelve a la posición inicial. Repite 20 a 30 veces.
  • Estiramiento de columna: Recuéstate boca abajo sobre la colchoneta. Estira los pies hacia atrás. Coloca las palmas de las manos sobre el suelo a la altura del pecho. Presiona los muslos y las caderas contra el suelo, y utiliza las manos para levantar la parte superior del cuerpo suavemente.

aire-2