Vida Sana

Alimentos energizantes para recuperar el sueño perdido

¿Por qué esa cara? ¿Dormiste mal? ¿Tienes sueño? Son algunas de las preguntas que solemos escuchar cuando pasamos una mala noche y que, por mucho que quisiéramos olvidar, siempre hay alguien que está ahí para recordarlo. Dormir durante el día para recuperar las horas de sueño perdidas es tarea imposible para las mujeres que trabajan o tienen un día agitado. Pero tranquilas que no todo está perdido; hay alimentos que nos ayudan a tener más energía.

  • Victoria Misito

Compartir vía email

Sentirse un zombi durante el día no es grato para nadie, menos aún, si tienes que trabajar. Rendir al 100% después de dormir pocas, o incluso ni una hora, es una misión difícil (para no decir imposible) de lograr. La buena noticia es que existen ciertas comidas que nos ayudan a reponernos. ¿Cuáles son? Conversamos con Isidora Saavedra, nutricionista de Naequus, quien nos entregó los siguientes consejos.

En el desayuno, de todo un poco

Acá no hay que elegir, lo importante es tomar un desayuno contundente. “La primera comida del día es primordial, sobre todo si durante la noche no pudiste descansar. El menú que escojas debe contener todos los macronutrientes necesarios”, dice la especialista.

Por lo tanto, el desayuno ideal para recuperar energía debería incluir carbohidratos, proteínas, grasas saludables y fibra.

A continuación presentamos 3 opciones:

  • 2 cucharadas de avena integral + 1 yogurt descremado o 200 cc de leche descremada + 2 kiwis + 2 cucharaditas de chía.
  • 2 rebanadas de pan de molde integral + 1 huevo revuelto + 1 lámina de jamón de pavo + 1 pomelo.
  • ½ taza de cereales integrales + 1 yogurt descremado o leche descremada + 2 cucharaditas de frutos secos + 2 mandarinas.

cereal-fiber-breakfast-grapefruit-162751

¿Y esto por qué?

La razón de ingerir estos alimentos no es al azar. Este tipo de carbohidrato, proteína, grasa saludable y fibra nos aportan una energía de calidad, es decir, una que perdura más en el tiempo. ¿Por qué necesitamos perduración? Isidora Saavedra explica que cuando dormimos mal nuestro cuerpo genera un desequilibrio hormonal que nos afecta directamente en la sensación continua de hambre. “Lo que pasa es que se libera una mayor cantidad de hormonas que provocan un mayor apetito y disminuyen las de saciedad”, agrega.

Cuando pasamos una mala noche el organismo secreta menos serotonina, neurotransmisor que regula el estado de sueño. Y lo que ocurre, es que los alimentos mencionados arriba son ricos en Triptófano, un aminoácido esencial que es la sustancia precursora de la serotonina. “Si ingerimos un desayuno que contenga esos alimentos, además de obtener la energía necesaria, rompemos con el círculo vicioso que provoca no dormir”, concluye Saavedra.

Durante el resto del día se recomienda ingerir cada 4 horas una comida que contengan grasas saludables y fibras, como kiwi, pomelo y mandarinas, o frutos secos. Y para el almuerzo o la comida, comer proteína con bajo aporte de grasa, como el pavo o el pescado, acompañado de verduras y un carbohidrato sano, como lo es la quínoa.