Moda

Si el jeans a la cadera está de vuelta… ¡Nos negamos a darle la bienvenida!

Fue furor en el 2000, no había famosa que no anduviera con la panza al aire y si eres treintañera, más que seguro caíste en la tendencia (la que escribe, ¡culpable!). Pero, ¿favorece en algo el jeans de tiro bajo? Aunque hace varias temporadas la amenaza de su regreso aparece en los medios de moda, esta vez parece que es un hecho. Aquí las razones de por qué nos oponemos.

  • Francisca Colussa

Compartir vía email

Antes fueron Christina Aguilera, Britney Spears y hasta la dulce Keira Knightley quienes usaron pantalones de tiro MUY bajo con croptops, dejando ver el tronco en toda su extensión. Algunas copiaron el estilo y muchas más se revelaron ante un fit que, seamos honestas, no beneficia la silueta. Pasó una década completa en que el modelito fue desterrado por el mundo fashion y, aunque ha amenazado con volver desde el 2013, la cosa se ha vuelto más real ahora que las figuras del momento han salido a la calle con pantalón a la cadera.

The dynamic duo is back😍! We’re so excited to announce that Tommy and @gigihadid will partner for two more seasons of 🔥#TOMMYXGIGI ❤️

Una publicación compartida de Tommy Hilfiger (@tommyhilfiger) el


Las hermanas Hadid, Kendall Jenner y la estupendísima Emily Ratajkowski han llevado outfits para lucir los abdominales y, ciertamente, lo que se ponen las modelos se vuelve tendencia. Las casas de moda tampoco han colaborado en evitar el revival; Alexander McQueen –quién lo lanzó a la fama en 1996-, y Tommy Hilfiger han bajado bastante la pretina de su pantalón, y firmas como Dior o Alexander Wang han llevado al extremo el top, cada vez más corto y similar a un sostén.

#BellaHadid out in NYC today.

Una publicación compartida de Bella Hadid (@bellahnews) el

Por si fuera poco, la ‘it girl’ Alexa Chung lo vaticinó en una entrevista a Elle en diciembre del año pasado, cuando declaró en relación al futuro del jeans para 2017: “Hemos tenido los bordes rotos. Hemos tenido culottes. Hemos tenido de cintura alta, hemos visto el corte ‘bootcut’ volver. Siento tanto decir esto, pero la única forma de avanzar es yendo ‘ultra-hipsters’; es decir con un tiro súper bajo, al extremo”, dijo en esa oportunidad.

Por qué decirle no

“Es un pantalón más odiado que amado, porque su uso queda limitado a mujeres de piernas delgadas y largas. Se necesitan realmente piernas kilométricas y con eso me refiero a mujeres que midan sobre 1.70mts. Honestamente creo que es un pantalón del que podemos prescindir. Te saca el rollito del lado, independiente si lo tienes o no, el uso constante de esta prenda moldea la grasa de esa zona y deforma el cuerpo. Es incómodo de usar y poco funcional porque si te agachas hay que estar preocupada de que no se vea nada”, opina la asesora de imagen y creadora de Effortleschic.com, María Paz Blanco.

#BellaHadid & #KendallJenner @ London Pride. (July 8)

Una publicación compartida de Bella Hadid Latest (@bellahadidlatest) el

“Por muy flaca que seas te aparece ese rollito que se ve horrible, y se queda incluso cuando no usas ese pantalón. ¡Realmente deforma! Me parece muy poco sentador, no le veo ningún beneficio”, complementa la productora de modas Ita Pavissich.

¿Algo que salvar del ‘low-rise’? “Si hay algo que destaco del fit a la cadera es que, si la mujer tiene buen poto, hace que se vea bien y destaque. Y también permite usar cinturones y que se luzca más que con un pantalón a la cintura. Pero es un pantalón que acorta demasiado. Yo pienso que el de tiro medio es mucho más sentador, te ves más delgada, alarga las piernas, contiene el abdomen, son muchos beneficios para la silueta, así que sin duda elegiría ese modelo sobre uno de tiro bajo”, aconseja María Paz.

Poolside

Una publicación compartida de Emily Ratajkowski (@emrata) el

I compare her with weapons that kill me every time 😍😍😍 @gigihadid #gigihadid

Una publicación compartida de GiGi Hadid street styles (@gigistreetstyles) el