Vida Sana

¡Tómate una ensalada!

Comer verduras y frutas es indispensable para una vida saludable. Si tienes poco tiempo o simplemente te da pereza masticar una gran porción de lechuga y apio, acá encontrarás una gran solución.

  • Angélica Lamarca

Compartir vía email

Todos los días

La nutricionista Andrea Pacheco (nutriberryconsciente.cl) explica que actualmente siete de cada diez chilenos presenta exceso de peso (sobrepeso u obesidad), y las enfermedades no transmisibles como problemas cardiovasculares, cáncer y diabetes lideran las consultas de especialistas y aumentan la mortalidad en la población mundial. Por eso es importante llevar un estilo de vida saludable. Uno de los principales protectores de ayuda es el adecuado consumo de vegetales: 3 porciones de frutas y 2 platos grandes de verduras al día. ¡Todos los días!

Por qué: Este grupo de alimentos se caracteriza por ser bajos en calorías, libres de grasas, aportadores de vitaminas, minerales, antioxidantes, fibra y agua. Su consumo previene enfermedades y desarrolla un mejor estado de salud.

Dos platos diarios

La nutricionista integrativa Ann Correa dice que para un adulto la porción ideal de vegetales al día debe ser de 240 g. Esta cantidad podría cubrirse con dos platos de ensaladas al día. Cada plato se compone de ¾ de verduras de libre consumo, como lechuga, apio, espinaca, rúcula o berros y ¼ de verduras de consumo moderado como betarraga, choclo, zanahoria, brócoli o coliflor.

La famosa ensalada verde

Blanca Valdés, juice therapist y directora de Jugos La Prensa (blanca@jugoslaprensa.cl), explica que las ensaladas verdes son una saludable adición a cualquier dieta, ya que proporciona vitaminas, minerales, micronutrientes y enzimas. Y algunos de los beneficios más relevantes que se puede obtener de una ensalada verde es su función antiinflamatoria, alcalinizante y depurativa.

La opción ideal

Según Blanca Valdés la ensalada ideal debe ser en su mayoría cruda y ojalá incluir una amplia variedad de verduras y colores Y para finalizar, agregar grasas saludables como palta o semillas y aceite de oliva.

¡Tómatela!

A veces la rutina diaria no nos da el tiempo necesario para cocinar y sentarse a comer una ensalada. En vez de optar por comer comida chatarra o algo rápido y no tan saludable, es mejor preparar una ensalada en forma de jugo o batido. Aquí van algunas opciones de cómo hacer estas ensaladas líquidas:

1. Blanca Valdés entrega las siguientes recetas:

Zumo: Agregar al extractor de jugo 2 tallos de apio + 1 trozo pequeño de brócoli o repollo + 1 manzana o pera + 1 taza de hojas verdes.

Batido: Agregar a la licuadora 1 taza de espinacas + ½ taza de berries + ½ zapallo italiano chico + ¼ palta + ½ taza de leche de almendras sin azúcar. Se le pueden agregar dátiles o jugo de manzana para endulzar.

2. La nutricionista Ann Correa propone los siguientes jugos y batidos:

Zumo: Agregar al extractor de jugo 1 betarraga cruda + 2 o 3 ramas de apio + jugo de 1 limón.

Batido: Agregar a la licuadora 1 zanahoria pequeña + 1 vara de apio + 10 hojas de espinaca + el zumo de 2 naranjas.

3. La nutricionista Andrea Pacheco entrega las siguientes recetas:

Zumo: Agregar al extractor de jugo 2 zanahorias grandes + 2 tallos de apio + 1 taza de espinaca.

Batido: Agregar a la licuadora 1 pepino regular + 1 taza de kale + jugo de 1 limón + 2 rebanadas de piña (para mejor sabor).