Entrevistas

Federico Mekis

Con su proyecto escuela Bowlpark, que Federico (29) creó hace ocho años, ha impartido más de 30 mil clases de skate y otros deportes -gratuitas y pagadas- a niños y jóvenes de todo el país. “La integración y amistad que se generan a través del deporte y la creación es lo mejor de este espacio”, dice.

  • Patricia Morales

Compartir vía email

Foto Nicolás Abalo

El mural que está detrás de Federico (en la foto) lo pintaron entre todos los niños y jóvenes que participan de Bowlpark, el proyecto que armó hace ocho años y que define como más que una escuela, un espacio de formación y desarrollo de la creatividad a través del deporte. Aunque han explorado en distintos deportes como el surf o snowboard, el skate es a lo que se han dedicado la mayor parte del tiempo y el que, probablemente, define de mejor manera su propósito. “La gracia de este deporte es la transversalidad, no hay barreras, tienes que tener una patineta, ganas de aprender y listo”, dice. Y agrega: “Este es un proyecto social, es un espacio abierto donde se encuentra un cabro que viene de Conchalí con uno de Temuco o Las Condes, eso no importa, lo relevante es la integración y amistad que se generan a través del deporte”.

En Bowlpark todos los fines de semana realizan talleres gratuitos de skate en el Streetpark del Parque Araucano.

Durante estos años han creado cinco parques (dos en Santiago, uno en Punta de Lobos, otro en Puertecillo y uno en Cachagua) e impartido más de 30 mil clases para niños, jóvenes y adultos, además de organizar campeonatos anualmente y apoyar a personas que quieren vivir del skate, invitándolos a trabajar en alguna de las sedes o tiendas de la escuela. “Del total de las personas que han participado del proyecto, el 20% paga y el 80% participa de los programas de incentivo que son gratuitos y abiertos”. En estos últimos están los talleres que realizan todos los fines de semana en el Streetpark del Parque Araucano, para niños desde los 6 años, que solo deben tener ganas de aprender porque el resto lo prestan ellos: skate, casco, rodilleras, coderas y un staff comprometido con entregar una experiencia única.

¿De qué manera este deporte puede contribuir en la reinserción social de un niño? Cualquier deporte te obliga a despertar, a ponerte metas y progresar. Uno de los objetivos del ser humano es sentirse realizado, y actividades como estas fomentan eso. Particularmente en el skate, donde eres solo tú y tu patineta, depende solo de ti y tu esfuerzo donde llegues y lo que logres. Además en internet hoy puedes encontrar miles de videos de técnicas, piruetas e historias que a los niños les permiten abrir los ojos, y decir aquí estoy y esto es lo que puedo lograr.
Y esta es la misma visión que tiene Federico del negocio. “Todo ha surgido de manera autónoma, no es que mis viejos me hayan pasado lucas, como mucha gente lo piensa. Llevo varios años en esto y no es que ya tenga muchas cosas materiales, ni que haya ganado mucha plata con esto. Las pistas, computadores e implementos han surgido del mismo proyecto. A nivel financiero hemos trabajado con bancos, préstamos, como en cualquier emprendimiento. Ha sido un crecimiento superorgánico”, cuenta.

¿Por qué decides dedicarte a esto en vez de una carrera tradicional donde podrías ganar más? Porque amo la naturaleza y los deportes de tabla, y la única forma de seguir practicándolos era con un proyecto que los incentive.

zap-hombres