Sin categoría

Agüitas para la digestión

Todos hemos bebido alguna vez una agüita después del almuerzo. ¿Pero sabemos realmente qué estamos tomando y para qué sirve? Denisse Ortiz, naturópata y experta en plantas medicinales, nos entrega un listado de las más comunes y recomendadas para mejorar la digestión.

  • Angélica Lamarca

Compartir vía email

Producción Male Chahín Foto Alejandra González

Menta

¿Cuándo tomarla?: Se aconseja tomar una o dos tazas al día de infusión de menta, preferentemente después de las comidas.

Beneficios: Está indicada para personas que tengan una digestión pesada, ya que esta infusión aumenta las secreciones digestivas. Posee propiedades antivomitivas, antiespasmódicas y es buena en casos de flatulencias, cólicos y naúseas.

Dosis: Lo ideal son tres a cuatro hojas de planta fresca por taza de agua hervida, después de almuerzo. Es una planta que estimula el sistema nervioso central, por lo que no se recomienda en la noche.

Alimentos relacionados: Combina muy bien con alimentos pesados como cordero, pato, cerdo, interiores, frituras, etc.

Importante: No puede ser tomada por niños pequeños, embarazadas, mujeres en período de lactancia e hipertensos severos.

Paico

¿Cuándo tomarla?: Antes de cada comida.

¿Para quiénes?: Para todas aquellas personas que sufran de cólicos, espasmos estomacales y parásitos intestinales.

Dosis: En adultos: hervir 30 g de hojas de paico en 1 litro de agua durante 10 minutos. Colar y beber 1 taza antes de cada comida principal, tibia o caliente.

En niños: La dosis es menor, hervir 5 g de hojas de paico en 250 cc de agua. Colar y darle la infusión al pequeño en el desayuno.

Importante: No deben tomar esta agüita mujeres embarazadas o en período de lactancia.

Boldo

Cuándo tomarla: Es ideal para ser tomada después de comer. Se puede consumir una taza al almuerzo y en la cena.

¿Para quiénes? Es muy buena para ser tomada por personas que tengan problemas digestivos al consumir productos altos en grasa, para quienes sufran de cólicos, inflamaciones intestinales, flatulencias y para quienes deseen lograr un sueño reparador.

Dosis a tomar: 2 tazas al día

Alimentos relacionados: Especial para cuando se comen alimentos más pesados y altos en grasa como cremas de leche, paté o frituras, entre otros.

Importante: Evitar esta infusión en niños, embarazadas, quienes tengan obstrucción de vías biliares o algún trastorno hepático severo.

Comino

¿Cuándo tomarla?: Idealmente antes del almuerzo o cena.

Problema digestivo: Buena para prevenir y combatir el meteorismo, flatulencia, dispepsia, espasmos estomacales y colitis.

¿Para quiénes?: Para toda persona con problemas de diarreas, colitis, que sufran de hinchazón o que tengan parásitos intestinales.

Importante: No den consumir esta agüita embarazadas y mujeres en período de lactancia.

Manzanilla

¿Cuándo tomarla?: Puede ser tomada a cualquier hora del día, idealmente después de comer o por sus propiedades ansiolíticas durante la noche o antes de dormir. Es buena como bajativo o agüita de postre, o cuando se ingieren comidas muy irritantes.

Beneficios: Es analgésica, antiinflamatoria, antiespasmódica y digestiva. Es ideal para calmar cólicos, diarreas, estados de ansiedad y retorcijones. Es muy buena para prevenir y aliviar úlceras, ya que sus componentes ejercen un efecto protector sobre las mucosas del sistema digestivo.

¿Para quiénes?: Para cualquier persona que desee tener una buena digestión de los alimentos, o que sufra de colon irritable, diarreas, espasmos estomacales y también dolores menstruales.

Dosis: Se recomienda 1 cda. de té de flores de manzanilla por taza de agua. Se pueden tomar hasta tres tazas diarias en adultos y en niños pequeños no hay que superar los 200 cc diario de infusión.

Anís

¿Cuándo tomarla?: Después del almuerzo y la cena, ya que posee un efecto relajante.

Beneficios: Combate hinchazón, gases y digestiones lentas.

¿Para quiénes?: Esta infusión es buena para todas aquellas personas que generan gases después de las comidas y quienes sufren cólicos estomacales. Ayuda a minimizar los síntomas del síndrome del intestino irritable.

Dosis: Una taza (200 cc) con una estrella de anís, en agua hervida. Uso exclusivo en adultos.

Alimentos relacionados: Buena tomarla luego que se comen porotos, garbanzos, coliflor, cebolla y ajo.

Importante: Debe ser consumido con cautela, especialmente en niños. En su composición destaca el elevado contenido en anetol (80-90%). A dosis muy elevadas puede resultar tóxica, produciendo convulsiones, depresión del sistema nervioso central, coma, depresión respiratoria e incluso muerte.

Hinojo

¿Cuándo tomarla?: Como bajativo después de las comidas.

Beneficios: Es ideal para combatir las flatulencias. Es un gran tónico estomacal, muy digestivo y carminativo. Además es colesterolémica (reduce el nivel de colesterol en la sangre), gran antioxidante, antianémica, diurética, expectorante, antitusiva, emenagoga (promueve la menstruación).

¿Para quiénes?: Para quienes presenten problemas de gases estomacales. Por su acción eficaz y sabor suave es ideal para niños y bebés aquejados de cólicos o flatulencias.

Beneficios: Combate las flatulencias.

Alimentos relacionados: Ideal para cuando se consumen alimentos que promueven los gases como coliflor o legumbres.

Importante: Es contraindicada para quienes toman medicamentos depresores del sistema nervioso central. En grandes dosis posee un efecto narcotizante, capaz de producir problemas respiratorios, alucinaciones, convulsiones y arritmia.