Belleza

Riquezas de la Amazonía brasileña

Este es un recorrido por las semillas, frutos y hojas que crecen en la zona amazónica de Brasil y que tienen la particularidad de ser excelentes aliados de la belleza. Sus principales ingredientes hoy son usados en una gran variedad de productos para humectar, perfumar y suavizar la piel y el pelo.

  • Macarena Anrique

Compartir vía email

Fotos: Getty Images

ppalEn la selva amazónica crecen algunas de las plantas, arbustos y árboles más útiles para la cosmética. No es difícil imaginarlo al considerar que en este ecosistema se encuentra la cuenca hidrográfica con mayor volumen de agua y el más extenso bosque tropical. De las cerca de 60 mil especies vegetales de Brasil, aquí crece la mitad.

A la riqueza del territorio amazónico se suman las variedades de la Mata Atlántica y el Cerrado brasileño. El primero es reconocido como uno de los ecosistemas con más alto índice de biodiversidad que predomina a lo largo del litoral brasileño y se extiende por casi 20 estados del país. Y el Cerrado brasileño es una región de la sabana tropical que incluye gran parte del Mato Grosso y, como los anteriores, destaca por su rica flora.

Una buena manera de conocer estos territorios es a través de las bondades de sus frutos. Aquí, un resumen con algunos de estos.

Cacao

Este fruto amarillo y rojizo es originario de las selvas tropicales americanas, donde crece en árboles de poca altura. En la cuenca del río Amazonas, donde su presencia data desde hace unos cuatro mil años, da sombra a otros arbustos permitiendo su desarrollo. En sus semillas existe una manteca de propiedades excepcionales, sobre todo hidratante. También es emoliente y rica en omega 9 y otros ácidos grasos. Estos componentes la hacen indicada para la protección y la hidratación de la piel; los productos que contienen cacao, además, suelen tener texturas densas y cremosas.

Açaí

En la región del Amazonas, más que un alimento, este fruto rojizo es parte de la cultura local. Cuando es tiempo de su cosecha, los agricultores cortan las ramas cargadas con açaí para ponerlas en cestas tradicionales llamadas paneiros.

De los granos surge un jugo o pulpa que se conoce como vino del açaí y se consume batido al desayuno o como acompañamiento en el almuerzo. Es conocido por sus altas propiedades nutritivas y por contener tres ácidos esenciales (omegas 3, 6 y 9) que ayudan a disminuir el colesterol y fortalecer el sistema nervioso, además de mejorar la función digestiva y prevenir el envejecimiento de la piel, entre otros beneficios.

En cosmética se emplea el extracto aromático de la pulpa de açaí y el aceite tomado de la semilla, por sus propiedades emolientes e hidratantes para la piel.

Andiroba

Este árbol crece principalmente en la parte baja del río Solimões. Sus flores se caracterizan por tener un agradable aroma que en la naturaleza actúa perfumando el aire de las alturas y, de esa forma, atrayendo aves para que colaboren en la polinización. Las cáscaras, hojas y el aceite de la semilla de andiroba se utilizan ampliamente como medicina casera, pero además la planta tiene propiedades emolientes y su aceite posee la facultad de dejar la piel muy suave. En las formulaciones cosméticas se usa el aceite y/o el extracto de esta especie.

Castaña de Brasil

Este fruto solo se da en su hábitat natural, la Amazonía. El árbol donde crece es uno de los más grandes y antiguos de esta selva, vive unos mil años y puede alcanzar 50 m de altura. La castaña de Brasil surge en grupo dentro de cápsulas de madera dura que pesan, aproximadamente, un kilo. Constituye una de las principales fuentes de proteína para la población local y su uso cosmético proviene del fino aceite que se extrae cuando las castañas se quiebran y se pelan para ser trituradas y prensadas. Entonces surge un líquido amarillo claro, sin olor, transparente y dulce que es lubricante, hidratante y emoliente, de rápida absorción.

Los productos que llevan aceite o extracto de castaña de Brasil tienen textura cremosa y una agradable fragancia. Generalmente su objetivo es dar brillo y suavidad a los cabellos secos, además de una intensa hidratación y sedosidad a la piel.

Maracuyá

En Brasil existen más de 120 variedades de esta fruta; por ejemplo, la morada, amarilla, dulce, melón, açu, pintado y de olor.

El maracuyá es originario de la Mata Atlántica, pero hace buen tiempo salió de la selva para instalarse en plantaciones. Ahí se recoge del suelo cuando madura y está listo para servir, siendo muy apetecido por su agradable y delicado sabor ácido.

Industrialmente se aprovecha el zumo y la cáscara, pero también el aceite crudo, rico en omega 6. Este líquido se obtiene a partir de las semillas y se purifica naturalmente, sin sustancias químicas ni solventes. Tras el proceso, quedan residuos de semillas que se usan para preparar exfoliantes.

Cuando un producto cosmético es enriquecido con aceite o extracto de maracuyá suele tener una suave y reconfortante textura, además entrega frescor, una fragancia delicadamente ácida y alivio. Esta última cualidad se debe a que en los frutos y hojas del maracuyá se encuentra el principio activo passiflora, que funciona como un suave calmante natural.

Mate verde

También se le llama yerba mate y crece en el sur de Brasil, donde hay vientos helados invadiendo la Mata Atlántica. En ese ambiente frío, la planta crece fuerte con hojas verde oscuro brillante como un arbusto o árbol de más de 2 m de altura.

En cosmética se usa por sus propiedades vigorizantes, refrescantes, purificantes y energizantes. Se aprovecha, además, su especial aroma, que evoca frescura y el ambiente de donde es originaria. No siempre, pero se emplea especialmente para productos masculinos al igual que la pimienta rosa, un fruto pequeño que crece del arbusto conocido como falso pimentero y que, aunque no es propio de Brasil, en este país se da con especial generosidad.

Pitanga

Esta especie es nativa de la Mata Atlántica y crece del pitanguero, árbol de hojas verdes brillantes, flores blancas y frutos rojos, amarillos, anaranjados y, en algunas ocasiones, negros, pero siempre ligeramente ácidos y refrescantes; se comen directamente o se escogen como ingrediente para dulces y bebidas. De las hojas del pitanguero emana un perfume suave y muy agradable, por eso se usa en fiestas locales, ubicándolas en el suelo para que, al pisarlas, liberen su delicioso aroma. En cosmética se utiliza el aceite o extracto de pitanga porque es un componente que deja la piel suave y perfumada con un aroma que tiene la facultad de trasladar fácilmente al ambiente tropical amazónico.

Buriti

Es una palmera típica del Cerrado brasileño con hojas en forma de abanico que crece en bosques cercanos a corrientes de agua, la que suele encargarse de dispersar las semillas. Del fruto del buriti se extrae un aceite rojizo que, en cosmética, enriquece los productos con una textura delicada capaz de proteger la piel y entregarle suavidad. Su aroma sobresale por ser rico en notas tropicales.

Cupuaçu

Este fruto amazónico, que puede llegar a pesar hasta medio kilo, es conocido por su pulpa cremosa y exótico sabor. Es un tradicional ingrediente de jugos y dulces locales. La pasta que se extrae de las semillas de esta enorme castaña es un excelente hidratante para la piel, gracias a su gran capacidad para absorber agua (el doble que la de la lanolina). De su pulpa se extrae un aroma utilizado en perfumería y como base para cremas y labiales.

Mango

Aunque no es exclusivo de territorio brasileño, pues crece espontáneamente en la zona intertropical americana, sí está presente en este país desde mediados del siglo XIX formando una importante industria. Se cultiva principalmente en los estados de San Pablo, Bahía, Pernambuco, Minas Gerais, Piauí y Ceará, para tomar su extracto y manteca. Esta última se obtiene del corazón de la fruta, en cuyo interior hay una almendra rica en ácidos grasos, fitoesteroles (que mejoran la barrera protectora de la piel, frenan el envejecimiento cutáneo, son antiinflamatorios y protegen de la radiación solar) y polifenoles (que captan radicales libres y estimulan la síntesis de colágeno).

La manteca se usa como alternativa a la crema y es ideal para hidratar áreas que se ponen ásperas como codos, pies, rodillas y manos. Asimismo, permite que la piel retenga sus propios aceites, es calmante y ayuda a la recuperación después de una exposición al sol o al frío intenso.

En el cabello sirve para  reforzar su cutícula, aportar brillo, suavizar la fibra capilar y prevenir las puntas abiertas, por lo que se incluye en productos para pelo seco, frágil  y estropeado.

Agradecimientos: Paula Martínez, gerente de marketing de Natura Ekos. Karen Halyburton, creadora de la línea Nutri-cosmética Biofilia (sin testeo en animales certificada por Te Protejo).

interior1. Aceite Trifásico de Maracuyá, $9.400, Natura Ekos  2. Jabón Líquido Exfoliante de Maracuyá, $9.400, Natura Ekos 3. Barra Relajante con manteca de cacao, $7.800, Lush 4. Loción Corporal de mango, $6.990, Biofilia 5.  Néctar hidratante de Pitanga, $10.400, Natura Ekos 6. Pulpa de açaí, $3.000, Zambó Assaí  7. Pulpa Hidratante para Manos de castaña, $5.700, Natura Ekos 8. Espuma de Baño Spa Placer con extracto de cupuaçu, $2.890, Nativa Spa  9. Pulpa Hidratante para Piernas y Pies de cacao, $5.700, Natura Ekos 10. Perfume Sun con aceite de naranja, $ 32.500, Lush  11. Acondicionador corporal Ro’s Argan con mantecas de cupuaçu y cacao, $17.900, Lush  12. Henna en crema con castaña, $6.990, Surya Brasil.