Vida Sana

Día Mundial del Reciclaje: consejos para cuidar el planeta

Hoy se celebra en todo el mundo el día del reciclaje, una práctica que en Chile está lejos de ser habitual. ¿Sabías que diariamente, un chileno promedio produce 1.1 kilos de basura? En conjunto, la suma equivale a 7.4 toneladas de desperdicios que tardan cientos -e incluso miles- de años en degradarse. Aquí entregamos algunos tips para que te sumes a esta misión de cuidar el planeta.

  • Francisca Quirós M.

Compartir vía email

Regla de las tres R

“Reducir, reusar y reciclar” es un término que nos resulta familiar, pero que en la práctica muy pocos llevan a cabo. Tan solo en Chile, se estima que cada persona genera 1.1 kilos de basura ¡a diario! Lo que es más grave aún si consideramos que menos de un 20% de los hogares reciclan.

Las razones de esta falta de iniciativa en Chile, aclaran desde Greenpeace, es por falta de costumbre y carencia de centros de reciclaje. Esto último es de suma relevancia, ya que un 45% de las personas que reciclan prefieren hacerlo en centros de reciclaje.

Matías Asun, director nacional de Greenpeace en Chile, explica: “una de las acciones más efectivas para sacar al medioambiente de la sala de la UTI en que se encuentra hoy, es el reciclaje. Por eso es que Greenpeace promociona y alienta una conducta que resulta especialmente efectiva y que es conocida como la ‘Regla de las tres R’: reducir, reusar y reciclar”.

  1. Reducir, implica explotar el planeta lo menos posible. La manera más efectiva de hacer esto es consumir de manera responsable. “Unas simples preguntas antes de decidir una compra hacen una enorme diferencia: ¿Es realmente necesario lo que estoy a punto de comprar?, ¿este producto fue elaborado de manera sustentable?, ¿durará mucho tiempo?, ¿contaminará al ser desechado?, ¿dónde fue fabricado y bajo qué circunstancias?, ¿existe un producto similar pero con menos empaques?”, dice Matías Asun.
  2. Reusar es probablemente el paso más difícil, comentan desde Greenpeace, porque todo es desechable y, antes que reutilizar algo, es mejor renovarlo. Alientan desde la organización a adquirir productos que tengan mayor durabilidad y repararlos. “¿Y si es que algo ya no es usable para su propósito original? Bueno, hay que intentar ser creativos y pensar de qué otra forma emplearlo. Por último, si ya no lo necesitas, piensa si alguien más puede utilizarlo”, dicen en Greenpeace.
  3. Reciclar es el último paso. Si bien es un proceso difícil, que involucra energía y procedimientos para transformar algo en otra cosa, “siempre será una mejor alternativa a lanzarlo a la basura o quemarlo”, comentan en la organización global. El papel, cartón, vidrio, metales, aluminio, madera y algunos plásticos son ejemplos de cosas que puedes reciclar. El gran esfuerzo está, finalmente, en levantarse, separar la basura y dirigirse a cualquier punto de recolección.

Sólo para que sepas…

  • La manzana, que parece fermentar de inmediato, tarda 6 meses en degradarse.
  • Una colilla de cigarro puede estar 5 meses en el suelo antes de descomponerse.
  • Un chicle, pequeño como es, se demora 5 años.
  • Una lata de bebida está 10 años en la tierra antes de degradarse.
  • Cada pañal desechable que usan a diario los pequeños, tarda 500 años.
  • Una pila puede estar 1.000 años en el suelo antes de pensar en degradarse.