Entrevistas

Las 7 verdades de William Levy

A los 15 años tomó una balsa con dos amigos y se escapó de Cuba en busca de nuevas oportunidades. Veinte años después tiene una exitosa carrera como actor en Latinoamérica y Hollywood. Vino a Chile a presentar el último perfume de Ésika, Magnat Select, una esencia para hombres que viven la vida intensamente, un concepto que lo identifica ciento por ciento.

  • Patricia Morales

Compartir vía email

Foto: Rodrigo Cisterna

1. “Cuando vivía en Cuba lo único que quería era salir de ahí. Estuve 15 años en un régimen comunista en el que te obligaban a ser y pensar igual que ellos. Un ser humano no puede ser obligado a eso, por eso me quise ir, para buscar nuevas oportunidades. Primero lo intenté solo, me subí a una balsa con dos amigos y arranqué, me devolvieron, y finalmente logré salir bien, con mi familia, en un avión, como corresponde”.

2. “Lo que más me gusta de mi trabajo es la posibilidad de vivir experiencias diferentes. Si eres abogado, eres solo eso, en cambio en este oficio un día puedes ser abogado, otro médico, héroe o guerrero. Eso siempre me llamó la atención, la posibilidad de seguir jugando, de alimentar ese niño que llevo dentro y que no me gustaría que muriera”.

3. “El éxito fue algo inesperado. Al principio quería seguir siendo el mismo que tomó esa balsa en Cuba. Me llamaban para entrevistas y no sabía cómo comportarme en los medios. Con el tiempo aprendí que tenía que abrirme un poco más, que ahora tengo una responsabilidad y debo tener cuidado con lo que hago y digo. Eso es lo que más me cuesta porque mi esencia es decir lo que se me da la gana”.

4. “Ser latino en Hollywood es una gran experiencia, pero al mismo tiempo mucha responsabilidad, porque depende de mí y de los que estemos allá para que se le sigan brindando oportunidades a otros. Tienes esa presión de hacer las cosas bien, pero me gusta, la tomo contento y agradecido porque no todo el mundo llega ahí”.

5. “Una de las películas que más disfruté hacer fue The Veil (que ahora está en Netflix), porque trabajé con mi hijo. Lo más lindo que tengo en la vida es mi papel de padre. Aunque me toca mucho estar lejos por trabajo, siempre estoy conectado con ellos. Soy liberal pero muy estricto, estoy preocupado que los dos den el máximo en lo que hacen y que sepan que estoy pendiente de ellos”.

6. “El físico a veces te puede jugar en contra, porque la gente dice ‘está ahí porque es lindo’. En la vida lo que importa es quién eres, cómo te comportas con los demás, y en el trabajo tu talento y preparación. No es agradable como hombre que te vean de esa forma, quiero que valoren lo que hago, todo lo que he sudado por conseguir lo que tengo”.

7. “Cuando me llamaron de Ésika me dijeron ‘vamos a crear una fragancia para un hombre como tú’. ¿Cómo soy yo?, les pregunté. ‘Un hombre que vive la vida intensamente, que le gusta disfrutar el momento, le gustan el éxito, el lujo, la elegancia’. Me sentí totalmente identificado. No es que sienta que con todas estas cosas materiales soy más importante, son cosas que no tuve cuando niño y me gusta disfrutarlas porque son el resultado de un trabajo duro”.