Vida Sana

Beneficios de los diferentes tipos de zapallo

Son un plato común en la cocina chilena: zapallo camote en las cazuelas, zapallito italiano en ensaladas y budines, y el delica, que se incorporó hace poco al mercado nacional, se usa en guisos y cremas.

  • Revista Mujer

Compartir vía email

 Zapallo camote

zapallos-adentroContiene grandes cantidades de carotenoides o carotenos, que el cuerpo transforma en vitamina A y almacena en el hígado. Es un gran antioxidante que retarda el proceso de envejecimiento y la degeneración celular. También mantiene altas las defensas. Además, ayuda a prevenir el cáncer y las enfermedades cardiovasculares. Si se consume en exceso, el hígado no alcanza a procesar sus nutrientes, lo que hace que la piel tome una pigmentación un poco anaranjada. Se recomienda no comer a la semana más de un trozo de zapallo del tamaño de una taza de té.

Zapallito italiano o zucchini 

Este tipo de zapallo ofrece un alto aporte de líquido, vitaminas, minerales y fibra. Es un laxante suave, que previene el estreñimiento. También posee bastante vitamina C: 100 gramos aportan la mitad de la dosis diaria recomendada. Es ideal comerlo con cáscara, para aprovechar todas sus vitaminas y aporte de fibra.

Delica

Este tipo de zapallo, verde oscuro por fuera y naranjo por dentro, es muy apreciado en Italia y Japón y se consigue desde hace poco en Chile. Tiene un tamaño menor al zapallo camote, lo que lo hace muy cómodo de comprar, cargar y guardar en el refrigerador. Su sabor es más intenso y su textura suave y cremosa. Se recomienda comerlo en guisos y cremas.

Fuente: Carolina Wittwer, nutricionista (www.portalnutricional.com)

Recetas


Fondue: El zapallo es genial para usar como fuente para una fondue de queso. Basta ahuecar un zapallo camote, sacarle las semillas, lavarlo y conservar la tapa. La mezcla de queso se prepara en una olla, mientras el zapallo se precalienta en el horno a fuego bajo. Luego, la mezcla de queso se vierte dentro del zapallo, se tapa, para conservar el calor, y se lleva a la mesa.

Fuente: Alejandra García, chef y dueña del café orgánico VOP.

Caldo para sopa de zapallo: Lave y pique en trozos pequeños 1 cebolla, 3 zanahorias, 2 tallos de apio, 1 paquete de puerros, 1 zapallo italiano y 3 champiñones. Saltee la cebolla en aceite de oliva a fuego lento, sin que tome color. Añada las verduras, saltee unos minutos, cubra con agua y cocine hasta hervir. Baje el fuego, añada hierbas aromáticas (perejil, tomillo, laurel) y cocine destapado por una hora. Enfríe y cuele el caldo; puede volver a hervirse si se desea concentrar el sabor. Use este caldo como base para cocinar la sopa de zapallo.

Fuente: Sol Fliman, chef y dueña del restaurante Quínoa.